Convulsión y epilepsia


Imagen tomada de https://www.bezzia.com/primeros-auxilios-para-epilepticos/

Por: Allan González Chaves

Farmacéutico y asistente de primeros auxilios.

 

La convulsión es una contracción violenta y no controlable de los músculos del cuerpo que provoca movimientos bruscos de brazos, piernas y cabeza.  Presenta pérdida de conciencia y de saliva fuera de la boca, mordedura de la lengua y pérdida de orina.

Una convulsión puede ser debido a muchas causas como: epilepsia, algunas infecciones, alcoholismo, intoxicaciones, traumas en la cabeza, entre otras.  

La epilepsia es una enfermedad muy compleja, ya que es un conjunto de síndromes con innumerables causas y se expresa de múltiples formas, la cual necesita un tratamiento adecuado.  Esta enfermedad puede presentarse en cualquier persona sin importar la edad, raza, sexo ni clase social. 

Se debe tener en cuenta que el tratamiento para esta enfermedad es preventivo, para controlar los síntomas y no es curativo.  Por lo tanto, siga siempre las indicaciones y recomendaciones de su médico.   

 

Recomendaciones para el paciente

  • No consumir bebidas alcohólicas.
  • No consumir drogas.
  • No tomar medicamentos sin autorización de su médico.
  • No conducir vehículos (hasta que su médico lo autorice).
  • Dormir de noche no menos de 8 horas.
  • Evitar situaciones estresantes.
  • Evitar grandes esfuerzos físicos.

 

¿Qué podemos hacer?

Durante una convulsión

Las personas que presencian una convulsión deben mantener la calma y se recomienda hacer lo siguiente:

  • Pídale a la persona más cercana que solicite ayuda al servicio de emergencias 9-1-1.
  • Evite que el paciente se haga daño, protéjalo de una caída y acuéstelo en el suelo, aparte de su alrededor objetos con los que pueda hacerse daño.
  • No ponga nada en la boca del paciente.
  • No trate de parar los movimientos convulsivos.
  • Si el paciente vomita, colóquelo sobre su lado izquierdo para que el vómito salga de su boca.
  • Cuando la convulsión ha acabado, permita que el paciente descanse y tenga presente que él se mostrará desorientado por unos minutos.

En caso de presentarse una convulsión por fiebre, podemos ayudar de la misma forma.  Además, se debe tratar de bajar la fiebre por mecanismos físicos como las compresas de agua a temperatura ambiente en la frente, cuello, pecho, abdomen y en la ingle.  Este tipo de convulsión es la que ocurre más comúnmente en niños de 6 meses a 5 años de edad.   

La mayoría de las convulsiones no son peligrosas, pero después de una convulsión es muy importante recibir una valoración médica.  

    

Anterior Una tarjeta para navidad
Siguiente Suspenden operación de Matadero El Cairo

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *