Suspenden operación de Matadero El Cairo


  • Situación se da luego que SENASA retirara el Certificado Veterinario de Operación. 

 

Por: Roberto Rodríguez Sánchez

[email protected]

 

Las operaciones del Matadero El Cairo, ubicado a un costado norte del cementerio en La Ribera, fueron suspendidas debido a que SENASA giró una suspensión del Certificado Veterinario de Operación (CVO) ante la solicitud del Ministerio de Salud.

 

Este adujo que la planta de tratamiento de la empresa incumplía con la legislación relacionada al reglamento de vertidos y reuso de aguas residuales, y el reglamento sanitario y de inspección veterinaria de establecimientos de sacrificio y procesamiento de aves.

 

De acuerdo al documento girado por el Ministerio de Salud, desde el 2016 existe por parte de la empresa inconformidades y pendientes de varias órdenes sanitarias emitidas por SENASA y que a la fecha no habían sido corregidas, lo que compromete la aptitud e inocuidad de los productos elaborados.

 

Asimismo, en setiembre de 2019 dicho Ministerio giró una orden sanitaria en la cual pidió a la empresa presentar un plan de acciones correctivas con un plazo de cumplimiento máximo de 2 meses calendario para subsanar las no conformidades que presentaba respecto al manejo de residuos sólidos, líquidos, almacenamiento de gas LP, calidad de agua potable y control de ruido y olores.

 

Dicho plan fue presentado por la empresa para su correspondiente revisión y validación. No obstante, fueron encontradas por parte del Ministerio de Salud varias inconformidades por lo que el plan fue rechazado.

 

Con la notificación de la suspensión del CVO el 2 de noviembre de 2019, la empresa debió paralizar las operaciones en un lapso no mayor a 8 días.

 

Por otro lado, en el 2016, el Concejo Municipal elevó al Tribunal Ambiental Administrativo las denuncias por malos olores presentadas por varios vecinos contra el Matadero El Cairo y que databan del 2003, de las cuales el mismo tribunal aún sigue sin pronunciarse.

 

«Nosotros desde la Municipalidad estamos coordinando con SENASA y el Ministerio de Salud para hacer un trabajo interinstitucional que valore cómo se le dará seguimiento a este tema y que se ejecute la función de cada uno según sus obligaciones», mencionó Esteban Ávila, funcionario de la Unidad Ambiental de la Municipalidad que lleva el caso.

 

«Además, se inició un proceso administrativo que podría conllevar a la suspensión de la patente en caso de que el CVO sea cancelado», indicó Ávila.

 

Al cierre de la edición de diciembre, no se recibió respuesta por parte del doctor Manuel Miranda de la Dirección de Inocuidad de Productos de Origen Animal de SENASA, ni de representantes del Matadero El Cairo.

 

El CVO es un certificado emitido por SENASA, mediante el cual hace constar la autorización para que el establecimiento se dedique a alguna actividad que involucre la manipulación de productos de origen animal.

Anterior Convulsión y epilepsia
Siguiente Comparten mensaje para salvar vidas de la trata de personas

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *