Talento belemita de “exportación”, obra La Pesadilla se presentará en San Isidro de Heredia


Toda la obra, desde su producción hasta su actuación, corre a cargo de gestión y talento belemita.

El talento de los actores y actrices de teatro de Belén trasciende fronteras parroquianas, esto luego que la obra “La Pesadilla” fuera seleccionada para  presentarse en San Isidro de Heredia.

“La Pesadilla” es una puesta en escena basada en una obra literaria del escritor Fabián Dobles, quien nació en Belén hace 100 años. Esta producción tiene sello 100% belemita; los actores,  actrices y el director que participan son de nuestra comunidad.

Este es el programa de celebración del cantonato 113 de San Isidro

Sigifredo Villegas, Esmeralda Zamora, Xinia Vargas, la joven Joselyn Villegas junto con Roberto Ramírez, son algunos de los nombres que participan en la puesta en escena, ellos son dirigidos por el experimentado José Chaves.

Además la producción corrió por cuenta de la Asociación Cultural El Guapinol, organización que cumple 25 años de gestión artística local.

Juan Carlos Murillo, gestor de la Asociación Cultural, dijo que se trata de un reconocimiento a  la calidad artistica local, además es una enorme contribución a los esfuerzos por rescatar la figura de dicho novelista.

En Belen “La Pesadilla” se disfrutó a inicio de año como parte de la conmemoración del natalicio de Fabián Dobles.

La presentación en San Isidro de Heredia se da porque en esa comunidad están celebrando 113 años de  cantonato, y las fiestas se dedicaron a “honrar las raíces campesinas a través de la obra de Fabián Dobles”, quien murió en ese lugar.

La Pesadilla  cierra la celebración del cantonato isidreño, se podrá ver el domingo 15 de julio,  en el gimnasio de la escuela José Martí a las 6:30 PM.

En San Isidro varias son las organizaciones que participan en este evento, tal como asociaciones de desarrollo, Centro Agrícola Cantonal, Culturas Vivas, Centro de Cine y la familia Dobles

Los encargados de la puesta en escena ya suman dos semanas de práctica, que se deben  realizar en la Casa de la Cultura, en San Antonio,  a pesar que ese lugar no es apto para ensayar este tipo de expresiones artísticas.

Esta pieza teatral narra la historia de un fantasma, llamado Ovidio, a quien de nada le sirve reclamar que su mujer le vende sus pinturas o porque ella tiene un romance con uno de sus mejores amigos.

 

Anterior Banco Popular distribuirá más de ¢122 mil millones para fortalecer pensiones complementarias
Siguiente Belén finaliza tercero en medallero de Juegos Deportivos Nacionales 2018

No Hay Comentarios

Deja un comentario