Ojo de Agua en jaque


Históricamente, al hablar del cantón de Belén siempre se hace referencia a que es uno de los cantones con mayor riqueza hídrica del país y dentro de este reconocimiento siempre se menciona el Balneario Ojo de Agua. 

Un lugar que ha sido un motor a nivel económico, recreativo y hasta medicinal. Pero un proyecto del A.Y.A ha puesto en jaque el Ojo de Agua tal y como lo hemos conocido y disfrutado durante tantos años. 

Es importante aclarar que nadie se opone a que este sitio funcione como “proveedor” de recurso hídrico para zonas donde la disponibilidad del líquido vital escasea constantemente. Sobre todo en estas épocas de pandemia donde es necesario lavarse las manos frecuentemente y demás actividades en las que se necesita agua. 

A lo que nos oponemos es a la afectación del caudal que sufriría el Río La Fuente y al impacto negativo que esto generaría en la flora y fauna de la zona. Muy escasa en un cantón como el nuestro en el que cada día se reduce más la cobertura vegetal y se llena de cemento. 

Y algo que quizá nadie nunca se hubiera imaginado, la posible cloración de agua de las piscinas de este característico balneario, ícono no solo belemita sino también de nuestro país y con repercusiones hasta a nivel internacional, tal y como sucedió con recientes reportajes especiales de la prestigiosa cadena alemana DW. 

¿Ustedes se imaginan a cuanta gente ha curado el agua del Ojo de Agua? ¿Cuánta salud nos ha regalado este sitio? ¿Cuántas personas llevan el sustento a sus hogares gracias a la actividad comercial que genera directa e indirectamente este balneario? Pues lamentablemente con este proyecto el Ojo de Agua tal y como lo conocemos sufriría cambios y repercusiones drásticas. 

Cuando se vuelven a presentar estos controversiales proyectos, es que sin duda nos tenemos que volver a cuestionar ¿Porque el Gobierno Local no ha continuado con los esfuerzos para que este sitio pase a manos belemitas? 

Invitamos a la comunidad belemita a que siga informando sobre esta temática relacionada con uno de los íconos más grandes de identidad que tiene nuestro cantón el Ojo de Agua. Ojalá que no nos agarre tarde, que no lleguemos cuando ya “El Guacho” esté lleno de cloro y se haya perdido la flora y fauna del Río La Fuente.  

Anterior Municipalidad de Belén instala nuevas estaciones de carga eléctrica para vehículos 
Siguiente El Rastro

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *