Los avistamientos de especies como “premio” al esfuerzo ambiental


Este es un cusingo que divisaron en La Asunción hace algunos meses.
Este es un cusingo que divisaron en La Asunción hace algunos meses.

¿Se imagina ir atravesando el puente que conecta Lindora con Belén y divisar un mono cariblanco? Pues, esta gran sorpresa la han experimentado algunos belemitas que fueron visitados por un individuo de esta especie que es poco común en la zona. Hecho similar ha ocurrido en otras partes del cantón con otros animales, tal y como fue el caso de avistamientos de tucanes en el distrito de La Asunción en el mes de abril de este año.

Estos avistamientos han sido captados por vecinos de nuestra comunidad con sus celulares y cámaras, lo que ha despertado la curiosidad de otros vecinos para poder tener la posibilidad de visualizar estos maravillosos animales. Acá es importante recordar mantener la prudencia y el sentido común, para no exponer a la fauna ni a las personas que se encuentran cerca de ellas.

La llegada de estas especies de fauna nos demuestra la necesidad de proteger zonas naturales en nuestro cantón, donde la industrialización y las construcciones van dejando pocos espacios naturales. También, evidencian que probablemente estos animales deben huir de su hábitat hacia nuevas zonas debido a la amenaza que se da en dichos sitios donde sí es común divisar algunas de estas especies. Por tal motivo es que ver este tipo de especies no puede verse como un “premio”.  

Sin embargo, en Belén se vienen realizando esfuerzos ambientales muy importantes que contribuyen a la conservación de la flora y fauna local. La gran mayoría han sido reseñados por El Guacho para que estas importantes acciones no pasen desapercibidas.

Dentro de muchos ejemplos, se puede mencionar: las acciones desarrolladas en el margen del Río Virilla por Ángel Zamora Alfaro y el proyecto “Maravillas del Virilla”, los esfuerzos de APICAL y ABES en la Finca El Santuario, el programa municipal de reciclaje y de entrega de composteras, el plan de arborización reseñado en esta edición, la iniciativa de huertas comunales, entre otras muchas acciones. Dichas acciones día a día contribuyen a hacer de Belén un lugar apto para convivir armónicamente entre todas las especies.

¿Falta mucho por hacer y mejorar a nivel ambiental en nuestro cantón? Pues sí, falta bastante todavía por hacer. Hay que crear mayor sensibilización, seguir educando y transformando espacios para que cada día exista más armonía ambiental, entre otras cosas.

A nivel municipal se espera que las buenas prácticas ambientales continúen y se apliquen a cabalidad las leyes que regulan los otorgamientos de permisos de construcción, de usos de aguas y demás legislación ambiental para proteger los recursos naturales. No vaya a ser que lo que hagamos con una mano lo borremos con la otra.

Tampoco dejemos de lado el Proyecto que pretende implementar el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (A.Y.A) en el balneario Ojo de Agua y la gran afectación que esto le causaría al caudal del Río La Fuente y a las comunidades de flora y fauna que se desarrollan en dicha zona. Los belemitas también tenemos que estar atentos con este proyecto.

Anterior Belemita estudiará en el extranjero tras obtener beca deportiva
Esta es la Publicación más Reciente.

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *