Fundación de Cuidados Paliativos Belén logra firma de convenio con la Caja Costarricense de Seguro Social


El 29 de noviembre los representantes de la Fundación de Cuidados Paliativos firmó el convenio con la CCSS.

Roberto Rodríguez

roberto.rodriguez@periodicoelguacho.com
Roberto Rodríguez
roberto.rodriguez@periodicoelguacho.com

Luego de extensas negociaciones con las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la Fundación de Cuidados Paliativos Belén consiguió firmar un convenio con dicha institución, el 29 de noviembre de 2017.
A través de la firma del convenio, se mantiene la autonomía de la Fundación con respecto a la contratación de su personal y se garantiza la entrega de medicamentos a los pacientes por parte de la CCSS.
Asimismo, se espera que con base en la firma de dicho convenio, la Junta de Protección Social (JPS) normalice el giro de recursos, lo cual permitiría continuar con la ayuda social a pacientes de la Fundación, a través de la entrega de insumos tales como pañales, medicamentos y suplementos alimenticios, que la CCSS no provee.
Por su parte, la CCSS solicitó que la Clínica Jorge Volio desarrolle los instrumentos necesarios para evaluar el servicio brindado por la Fundación.
Este convenio permite a la Fundación mantener su independencia como ONG, lo cual garantiza que continuará brindando una atención de calidad a todos sus usuarios.
“Todo ha sido una lucha muy dura, pero este convenio viene a darnos esperanza”, mencionó Olga Solano, presidenta de la Junta Administrativa.
“Con la firma del convenio, se cumple con el principal requisito que la JPS solicitó el año pasado para proceder con el aporte económico. No obstante, se está a la espera de que la Junta de Protección Social se pronuncie a nuestro favor”, mencionó.
El tipo de convenio
Entre los tipos de convenios, existe un modelo que radica en realizar un acercamiento a nivel local y que no implica transferir todos los bienes a la CCSS. Para optar por ese, la Fundación debía finiquitar un convenio con la Clínica Jorge Volio de San Joaquín de Flores, la cual rige el área de salud Flores-Belén.
“Inicialmente habíamos hecho un acercamiento local, pero por el tipo de convenio que se quería firmar no nos funcionaba. Nos acercamos al Doctor Rodríguez, director de la clínica de San Joaquín, y nos comenta que está anuente a negociar y que ambas instituciones necesitamos trabajar juntas, para brindar el mejor servicio a todos los pacientes de ambas áreas”, relató Elvira Morera.
Después de la negociación a nivel local, ambas partes brindaron los requisitos necesarios para la conformación del expediente administrativo que, junto con el convenio, fue elevado a la gerencia Médica de la CCSS para su respectivo análisis legal y firma correspondiente.
Las medidas tomadas
Si bien para paliar la crisis financiera por la cual atraviesa la institución, se decidió recortar la jornada completa a medio o cuarto de tiempo, se trató de que la atención a los pacientes tanto en las citas como en las visitas, no se vieran perjudicadas.
Para ello, el personal médico se las ha tenido que ingeniar para poder dar el servicio a la población beneficiaria, la cual fue priorizada según las necesidades.
Esto se debe a que la Fundación ha dado un buen manejo al dinero, que proviene de las cuotas voluntarias, los fondos de la Municipalidad, las actividades de recaudación de fondos y el programa Belén Solidario.
Una vez que la JPS empiece a girar el dinero, los servicios podrán ser restablecidos. Esto incluye el aumento de la jornada laboral a la base del equipo médico, la reincorporación de la asesoría nutricional y terapia física, reactivación de la ayuda social a pacientes por situación socioeconómica, y la reintegración de los grupos de pacientes con diferentes dolencias y cuidadores que recibían preparación, nutrición y terapias alternativas.

Luego de extensas negociaciones con las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la Fundación de Cuidados Paliativos Belén consiguió firmar un convenio con dicha institución, el 29 de noviembre de 2017.

A través de la firma del convenio, se mantiene la autonomía de la Fundación con respecto a la contratación de su personal y se garantiza la entrega de medicamentos a los pacientes por parte de la CCSS.  

Asimismo, se espera que con base en la firma de dicho convenio, la Junta de Protección Social (JPS) normalice el giro de recursos, lo cual permitiría continuar con la ayuda social a pacientes de la Fundación, a través de la entrega de insumos tales como pañales, medicamentos y suplementos alimenticios, que la CCSS no provee.

Por su parte, la CCSS solicitó que la Clínica Jorge Volio desarrolle los instrumentos necesarios para evaluar el servicio brindado por la Fundación.

Este convenio permite a la Fundación mantener su independencia como ONG, lo cual garantiza que continuará brindando una atención de calidad a todos sus usuarios.

“Todo ha sido una lucha muy dura, pero este convenio viene a darnos esperanza”, mencionó Olga Solano, presidenta de la Junta Administrativa.

“Con la firma del convenio, se cumple con el principal requisito que la JPS solicitó el año pasado para proceder con el aporte económico. No obstante, se está a la espera de que la Junta de Protección Social se pronuncie a nuestro favor”, mencionó.

El tipo de convenio

Entre los tipos de convenios, existe un modelo que radica en realizar un acercamiento a nivel local y que no implica transferir todos los bienes a la CCSS. Para optar por ese, la Fundación debía finiquitar un convenio con la Clínica Jorge Volio de San Joaquín de Flores, la cual rige el área de salud Flores-Belén.

“Inicialmente habíamos hecho un acercamiento local, pero por el tipo de convenio que se quería firmar no nos funcionaba. Nos acercamos al Doctor Rodríguez, director de la clínica de San Joaquín, y nos comenta que está anuente a negociar y que ambas instituciones necesitamos trabajar juntas, para brindar el mejor servicio a todos los pacientes de ambas áreas”, relató Elvira Morera.

Después de la negociación a nivel local, ambas partes brindaron los requisitos necesarios para la conformación del expediente administrativo que, junto con el convenio, fue elevado a la gerencia Médica de la CCSS para su respectivo análisis legal y firma correspondiente.

Las medidas tomadas

Si bien para paliar la crisis financiera por la cual atraviesa la institución, se decidió recortar la jornada completa a medio o cuarto de tiempo, se trató de que la atención a los pacientes tanto en las citas como en las visitas, no se vieran perjudicadas.

Para ello, el personal médico se las ha tenido que ingeniar para poder dar el servicio a la población beneficiaria, la cual fue priorizada según las necesidades.

Esto se debe a que la Fundación ha dado un buen manejo al dinero, que proviene de las cuotas voluntarias, los fondos de la Municipalidad, las actividades de recaudación de fondos y el programa Belén Solidario.

Una vez que la JPS empiece a girar el dinero, los servicios podrán ser restablecidos. Esto incluye el aumento de la jornada laboral a la base del equipo médico, la reincorporación de la asesoría nutricional y terapia física, reactivación de la ayuda social a pacientes por situación socioeconómica, y la reintegración de los grupos de pacientes con diferentes dolencias y cuidadores que recibían preparación, nutrición y terapias alternativas.

Anterior ¡Gracias por tres años de apoyarnos!
Siguiente Actividades artísticas llenaron de luz y alegría Belén

No Hay Comentarios

Deja un comentario