Factores políticos limitan manejo integrado del Quebrada Seca


Crecimiento urbano desplanificado abarca el 65% de la cuenca del Quebrada Seca.

Redacción El Guacho

El río Quebrada Seca aún no posee un manejo integrado de su cuenca, debido a factores políticos que no han permitido la implementación de acciones concretas mancomunadas entre todos los municipios que la integran.

Así lo aseguró Paul Chaverri, vecino de San Joaquín de Flores, que en el 2005 interpuso un recurso de amparo ante la Sala Constitucional que dio lugar al Voto 4050-05, motivado por los problemas de contaminación provocados por urbanizaciones y vecinos; las recurrentes inundaciones y la laxa respuesta de las diferentes municipalidades para hacer algo.

“Luego de 10 años, la situación sigue igual. La Sala IV ordenó la formación de una comisión que presentó informes que no llegaron a nada y se asignaban personas que no tenía poder de decisión”, aseveró Paul Chaverri.

La Comisión del Voto 4050 era coordinada por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) e integrada por el subgerente del Instituto Costarricense de Acueducto y Alcantarillados (AYA), los alcaldes de las municipalidades de San Rafael de Heredia, Barva, Heredia, Flores y Belén, y el gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

De acuerdo a un informe elaborado por María Antonieta Camacho Soto, catedrática de la Universidad Nacional (UNA), sobre la conflictividad socioambiental y gestión integrada de microcuencas de la zona periurbana de la provincia de Heredia, la Comisión del Voto 4050 tuvo un proceso administrativo y de recuperación de datos lento. Asimismo, el seguimiento de acuerdos se vio dificultado por divergencias técnicas y políticas entre los alcaldes y Concejos Municipales involucrados.

“Algunas municipalidades si han cumplido como la de Flores, Barva y San Rafael. La Municipalidad de Heredia siempre se ha negado a realizar un estudio integral de la cuenca, porque dicen que el desarrollo debe continuar”, adujo Paul Chaverri.

Por otro lado, Desiderio Solano, ex regidor del Concejo Municipal de Belén y ex integrante de la Comisión del Voto 4050, argumentó que bajo dicha comisión se hizo un estudio hidrogeológico e hidráulico de la cuenca y se determinó que los nuevos desarrollos residenciales, urbanísticos y comerciales deben tener una laguna de retención para evitar que las aguas lleguen directamente al río.

Los estudios hidrológicos e hidráulicos

Vertido de aguas por cantón.

Los estudios hidrológicos e hidráulicos fueron realizados por la Universidad de Costa Rica (UCR) y determinaron que el cantón de Heredia es el que mayor volumen de agua vierte al río, y los cantones de Flores y Belén aportan la menor cantidad (ver: Vertido de aguas por cantón).

Asimismo, el estudio recomendó: la sustitución a corto o mediano plazo de las alcantarillas de la Ruta 1 y la Ruta 147 y el puente de la Avenida 2 de Belén; el uso de pavimentos modulares, tanques de infiltración en casas e inclusión de áreas verdes; el desalojo de viviendas a largo plazo que están usurpando las áreas de protección establecidas por Ley; y el mantenimiento de todos los puentes encontrados en la cuenca.

El trabajo continúo bajo el Voto Garabito

El trabajo realizado por la Comisión del Voto 4050 continuó bajo el Voto Garabito, esto debido a que el río Quebrada Seca forma parte de la cuenca del río Grande de Tárcoles, con lo que la Sala IV definió que únicamente era necesaria la entrega de un solo informe.

A la fecha, dicha comisión trabaja como ejes estratégicos el ordenamiento territorial, el recurso hídrico y la educación ambiental; además, se encuentra en la homologación y estandarización de diversos indicadores que desde el 2007 estaban dispersos.

Si bien existen avances a nivel de cuenca, aún los vecinos de Belén demandan un mayor involucramiento de la parte política para ejercer presión aguas arriba con tal favorecer el manejo integrado de la cuenca, ya que los dragados autorizados bajo el decreto de emergencia de la Comisión de Emergencias y la ampliación de puentes no han sido suficientes para paliar la problemática del río Quebrada Seca.

Anterior Testigos de una tragedia: Tres relatos de afectados por las inundaciones del 2007
Siguiente Resurgen quejas por malos olores de El Arreo

No Hay Comentarios

Deja un comentario