junio 4, 2022
La pasión del niño eran los videojuegos.

La pasión del niño eran los videojuegos.

Christian Fernández Rojas

Capítulo 1. La consola

Había una vez, un niño llamado Carlos y su pasión eran los videojuegos. Él tenía 10 años y le gustaban muchas cosas como la pizza, la música, la comida, dulces y los animales. Era muy inquieto, así que sus papás decidieron comprarle la consola “Ultimate Technology” o, en español, Última Tecnología, para su cumpleaños. El niño súper emocionado la prendió y la programó para jugar. 

Un día después, los papás se tenían que ir a trabajar; entonces, le dijeron a Carlos que no saliera y que se quedara jugando, luego cerraron la puerta y se marcharon. El niño prendió su consola y vio algo raro: una luz celeste apuntaba hacia él, para llevarlo a un lugar extraño.

Capítulo 2. Un mundo nuevo

Carlos despertó en un mundo raro, lleno de personas extrañas. Sin querer, chocó con alguien… ¡Era Mario!! ¡El héroe de su infancia!! Mario le preguntó cómo había llegado ahí y el niño le dijo que la consola lo llevó y le preguntó si sabía cómo salir de allí. Mario quedó impactado por sus palabras, no podía creer que eso pasó, así que se decidió a acompañar a su nuevo amigo, para ver el desastre que había pasado. Entonces, los dos fueron a un lugar llamado Pueblo Hongo y ahí empezaron a interrogar.

Capítulo 3. Un pueblo raro

Mario y Carlos estaban hablando con los ciudadanos uno por uno. Todos dijeron que un Glitch salvaje había arrasado con todo a su paso y que dejaban todo en sus manos. Ellos siguieron el rastro del Glitch por toda la ciudad, hasta que llegaron a un lugar muy extraño.

Capítulo 4. Un error en el sistema

Al fin, después de tanta búsqueda, Mario y Carlos llegaron a un lugar lleno de errores y bugs, entonces, escucharon un grito: – ¡Aggghhhhh! ¡Ayuda! ¡No me …! -. Nuestros protagonistas se asustaron mucho y corrieron hasta donde se escuchaban los gritos ¡Era un caballero glitcheado que estaba encerrando a Luigi, el hermano de Mario! Ellos idearon un plan para sacarlo de ahí: Carlos haría mucho ruido para distraer al caballero, mientras Mario liberaba a Luigi; pero luego de ejecutar este plan, el Caballero se fue corriendo hacia ellos. En ese momento, Luigi recordó que tenía un ítem de invisibilidad, que le dio a su hermano, con el cual lograron escapar los tres. Luego de esto, con una voz distorsionada, el Caballero dio el siguiente mensaje por su comunicador: -El prisionero escapó y hay un intruso ¡atrápenlos! – . 

Continuará…


Redacción El Guacho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.