Telémaco Salas Duran: El Jerarca Municipal más joven en la historia del país


Telémaco Salas Duran y Fredy Castro a la par del carretón donde se recogía la basura del Distrito de San Antonio en 1970

Ulises Araya Chaves

[email protected]

 

Imagínese tener un Alcalde de solo 19 años de edad. Aunque no lo crea, esto sucedió en Belén en 1970, cuando los regidores de aquel entonces eligieron a Telémaco Salas Duran para que ejerciera como Ejecutivo Municipal, que era la figura que hoy en día se conoce como Alcalde, esta es su historia.

Tele es un vecino de San Antonio de toda la vida, nació en 1950 y afirma que desde muy joven se interesó por las problemáticas municipales. Tan es así que desde los 13 años le gustaba asistir a las sesiones del Concejo Municipal con su amigo Chico Morris.

Además de ese interés especial por los asuntos de su pueblo, Telémaco fue un activista desde muy joven. Formó parte del grupo de los Boy Scouts de Belén, en donde llegó a ser jefe de tropa.

También, destacó en su trabajo voluntario en la primera Biblioteca que tuvo la comunidad, la misma fue fundada por el grupo de jóvenes que antecedió al Movimiento Juvenil Belemita, la Asociación Juvenil Belemita en 1965.

 

Telémaco: el Ejecutivo Municipal

Concejo Municipal 1970-1974 de derecha a izquierda Hernán Villegas Secretario Municipal, Juan Rafael Zumbado Regidor Municipal, Mauricio Villegas Quesada Presidente Municipal, Mario Luna Regidor Municipal,Claudia Tuel Sedo, Sindica de San Antonio y Telémaco Salas Duran Ejecutivo Municipal.

 

Seleccionado por los regidores del periodo 1970-1974 Telémaco se convirtió a sus 19 años en el ejecutivo municipal más joven del país.

En aquellos años, el Concejo Municipal era compuesto por Mauricio Villegas, Mario Luna Villalobos y Juan Rafael Zumbado. Al consultarle por los motivos que considera lo hicieron acreedor de semejante honor, Tele responde:

«Posiblemente porque me vieron participar en muchas cosas, en la cuestión de la biblioteca, en los Boy Scouts que fui jefe de tropa, participaba en las problemáticas de la municipalidad anterior a ellos, por eso me consideraron un buen candidato, o el único que había”, dice entre risas.

 

 

El legado de su gestión

Tele afirma que se llevó una gran sorpresa cuando llegó a ver cómo era la cosa, «el primer día yo no sabía ni quien era yo”.

Relata que lo primero que hizo fue reunirse con el ingeniero municipal Juan Lugari Farabullini y con Hernán Villegas. En un primer momento confiesa que él pensó que su trabajo era más sencillo, le dijo a Hernán que él pensaba que era escribir cartas y coordinar comunicaciones institucionales.

-No, usted es el jefe aquí. Le dijo Hernán

– ¿Cómo jefe? Contestó sorprendido Telemaco.

Luego de las explicaciones de los funcionarios y regidores, acudió al IFAM donde recibió más capacitación y ya con el panorama claro se fijó su primera meta, hacer crecer el paupérrimo presupuesto municipal que no llegaba ni al millón de colones.

Esto se logró gracias al reacomodo de las tarifas de impuestos a las industrias y de los tajos que operaban en el cantón. Tele se dio a la tarea de realizar la propuesta que el Concejo Municipal aprobó y de inmediato se lo presentó a los diputados de la provincia, quienes en pocos meses le enviaron el telegrama indicando que las tarifas se habían aprobado en la Asamblea Legislativa.

Así, el presupuesto municipal se incrementó, sin necesidad de aumentar los impuestos a los vecinos y de esta forma la administración de Tele pudo desarrollar gran cantidad de proyectos.

Entre otros, se logró la demarcación de los limites cantonales entre Belén y Heredia; se erradicó la fábrica de venenos La Horto, por los problemas de contaminación que generaba; se abrió la calle de la esquina oeste de la plaza de La Asunción; se cambió el carretón de basura que era jalado por un caballo, por un pick up, además se asignó el terreno para la construcción de las canchas públicas que están detrás de la municipalidad lo cual impulsó el deporte; se repararon los puentes de donde Cachón y se amplió el puente de San Vicente; se creó el catastro de inmobiliario municipal; se apoyó la creación del Liceo Regional de Flores y, posteriormente, en 1974 se construyó el Liceo de Belén en los terrenos de la Escuela España.

Tele agradece la activa participación de la comunidad, «con la unión de las y los belemitas todos estos proyectos fueron posibles’’. Destacó además el papel que desempeñó el Movimiento Juvenil Belemita, quienes de manera ad-honorem, fueron sus más cercanos colaboradores durante sus cuatro años al frente del municipio.

 

 

 

Toda una vida de servicio comunal

Telémaco en la actualidad.

Telémaco tuvo también un significativo paso en la gestión de deporte del cantón, integró la Junta Directiva del Comité de Deportes en tres o cuatro ocasiones y, en una de ellas, fue cuando se crearon los Juegos Escolares por iniciativa de Juan de la Rosa.

Hoy en día es voluntario en la Cruz Roja de San Rafael de Alajuela, afirma que llegó ahí en 2003 tras una invitación de “Pela”, quien le pidió una colaboración, porque no había administrador.

“Es muy importante apoyar todos los grupos como el EBAIS, la Cruz Roja, el Centro Diurno del Adulto mayor, la Clínica de Cuidados Paliativos, Caritas, es muy importante ayudarles porque son quienes conocen las problemáticas y si ellos están bien, el pueblo estará bien’’ finalizó.

Anterior Esencial Vital Sostenible: Una opción amigable con el ambiente y con su bolsillo
Siguiente Plan Regulador se actualiza sin participación de la sociedad civil

1 Comentario

  1. Creo que Telémaco ha sido un personaje que se recordarà en este pueblo.Y al igual que al Telémaco,hijo de Ulises ,le tocó lanzarse a la vida a la vida política desde muy jovencito, iniciando sin experiencia,pero con mucho entusiasmo que con los años se fue tranformando en experencia y sabiduría. Un gran ejemplo de servicio a la comunidad.

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *