Permiso para Olvidar


Imagen con fines ilustrativos.
Imagen con fines ilustrativos.

Por Jonathan Navarro Picado  

Un  objeto, 

Mapea en las llanuras de la mente 

Un recuerdo diferente en las personas 

Y así, un árbol detrás de la plaza, 

Bajo el sol del mediodía, 

Es, una caída en bici 

Es, la maraña de labios del primer beso 

Y ese árbol bañado por el círculo del queso lunar, 

Es, la lágrima sobre ojos desmaquillados por una ruptura

Es el tobillo torcido en la mejenga. 

 

Por desgracia, 

Ese árbol apagado por la muerte del día, con una luz 

tenue, triste, echado a morir, empujado por el viento.

También podría ser 

el recuerdo de una mujer amada, 

que deshilacha una pobre artimaña

Es, la vez que rogó a no sé qué dioses, no sé por qué, 

por ella, por alguna o por alguien específico 

Es, el recuerdo más anciano que ese discapacitado de

sentido tiene 

como el inicio de su muerte. 

 

¿Por qué no es la bici, los labios, la lágrima o el tobillo?

¿Por qué no es lo que sea menos ella? 

Amada, desamada o desbaratada, 

La imagen, ella, el recuerdo o el árbol 

que se apaguen. 

Así como se apagó el día que pensó sobre la imagen 

del árbol. 

Anterior Prestigiosa cadena alemana destaca esfuerzos por protección del agua en Belén
Siguiente Literatura belemita para celebrar el Día del Libro

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *