“En esta vida hay que ser agradecidos”


"Ser agradecidos, detallar en las cosas simples, en los pequeños regalos que la vida continuamente nos manda".
"Ser agradecidos, detallar en las cosas simples, en los pequeños regalos que la vida continuamente nos manda".

Yendry Delgado Aguilar* 

Recientemente, en una de estas tardes lluviosas que hemos tenido, llegó al negocio nuestro querido Patricio “Pendancha”. Iba a paso lento y con un gran paraguas, llovía demasiado y pasó y se sentó a esperar un  rato a ver si en algún momento la lluvia le daba tregua de seguir con su camino.

Se acercó a saludar y anunciar que se quedaría escampando, entre lo que conversábamos me dice: “hoy le pagué una misa a la señora que yo cuidaba y también por la salud de…” (y mencionó a personas familiares del lado de mi papá). Continuó diciendo: “porque en esta vida hay que ser agradecidos y han sido muy buenos conmigo”.  

Me dejó Patri muy reflexiva ese día. Pensaba en la sabiduría de la sencillez, la calidez y la cercanía, en esas características que, si queremos, enaltecen al ser humano, desear el bien al otro desde mi espacio, desde donde estoy con los recursos con los que cuento en este momento.

Me quedé con el espíritu en armonía, cosa compleja en los tiempos que corren de tantas prisas, responsabilidades y compromisos.  Fue realmente un bálsamo para el alma.

Ser agradecidos, detallar en las cosas simples, en los pequeños regalos que la vida continuamente nos manda, pero la mayoría del tiempo por andar tan “dormidos”, los  pasamos por alto, nos toca vivir tiempos muy interesantes, donde tenemos que estar muy pellizcados, para no caer en el remolino de las exigencias de los sistemas en los que vivimos. Algo que no es tan sencillo, pero estas chispas de luz ayudan a ubicarse, a pegarse a tierra, a conectar con lo que es esencial, lo que es importante para trascender. 

Agradezco infinitamente haber nacido en este hermoso país, en nuestro amado Belén, en la familia que me crió, tener los vecinos y amigos de toda la vida, agradezco todas la experiencias, las agradables y satisfactorias, pero también las duras lecciones, los errores, los tragos amargos y las crisis. Absolutamente todo hace sentido, y cada vez más, para comprender que esta vida es para vivirla intensamente.

¡Gracias Patricio! Por dicha, “Pa ́ todo hay gente”.

*La autora es consultora en Flores de Bach Código CST-2018-07097

Anterior El "pivote digital" de América Latina
Esta es la Publicación más Reciente.

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *