Ponen bajo la lupa giro de dinero para proyecto San Martín


El proyecto San Martín se ubica frente al Polideportivo. (fotos con fines ilustrativos)

Redacción El Guacho

redacci[email protected]

La auditoría municipal puso bajo la lupa los millonarios giros que la Municipalidad de Belén realizó a la Asociación de Desarrollo Específico Pro-Vivienda y Damnificados del Río Quebrada Seca (Adeprovidar).

Esa organización es la responsable de gestionar el proyecto de vivienda San Martín, el cual brindó una solución de casa a algunos belemitas afectados por desastres naturales o en riesgo social.

Desde diciembre de 2012 y hasta finales de 2017, el ayuntamiento transfirió a esa Asociación ¢531 millones.

La investigación llevada a cabo por la auditoría municipal reveló varios hallazgos, tales como que se realizaron giros de dinero sin la aprobación expresa del Concejo Municipal; y que hay incumplimientos por parte de la Asociación en lo que respecta a liquidación de transferencias.

Incluso, se reveló una escasa supervisión y control de las transferencias, aspectos que le correspondían a la dirección del Área Social, la dirección Administrativa Financiera y la Alcaldía.

Otra de las conclusiones es que la administración municipal no suscribió un convenio con Adeprovidar, ya que es un mecanismo que permite regular aspectos fundamentales de los procesos de asignación, giro y liquidación de los recursos transferidos.

El informe es el INF-AI-05-2018, firmado por la auditora municipal Maribelle Sancho, y se dio a conocer en la sesión 71 del Concejo Municipal, realizada el 27 de noviembre del 2018.

Los giros analizados son: ¢450 millones del 26 de diciembre del 2012, cuyo propósito fue la adquisición del terreno para el desarrollo del proyecto de vivienda; y ¢16 millones del 13 de octubre de 2014, para cubrir la formalización de los créditos.

Seguidamente, Adeprovidar requirió el 1° de noviembre de 2016, ¢55 millones, para cubrir el costo del crédito en algunos beneficiarios que, por sus condiciones socioeconómicas, no podían afrontar este tipo de pago.

Asimismo, el 11 de diciembre de 2017 se giró ¢10 millones, con el fin de brindar ayuda a un beneficiario del proyecto.

¿Sin autorización del Concejo?

En la investigación realizada, se demostró que el giro de ¢16 millones no fue aprobado por el Concejo, ya que la auditoría no encontró evidencia de se autorizara de manera expresa esa transferencia.

El informe indica un acuerdo de la Sesión Extraordinaria Nº 59-2013, celebrada el 3 de octubre de 2013, en donde se hace mención de la necesidad de ese dinero, que reza: “solicitar a la Alcaldía que valore la posibilidad de ayudar con los ¢ 16 millones que pueden dar, para formalizar y lograr los bonos”.

Seguidamente, en el Presupuesto Extraordinario Nº 02-2014, se incluyó el citado monto de transferencia para Adeprovidar; pero, a la vez, los regidores de aquel entonces habían acordado que ese dinero quedaba sujeto a la autorización por parte del Concejo, porque el tema estaba pendiente de estudio. Así quedó notificado en la acta de la Sesión Ordinaria Nº 03-2014, celebrada el 3 de junio de 2014.

Sin embargo, “el 15 de diciembre de 2014, la Administración realizó el giro de estos recursos sin que se haya evidenciado que en esa fecha se contaba con la autorización expresa de esta transferencia por parte del Concejo”, señaló la auditoría.

Liquidación de transferencias

El informe es tajante al denotar que no se obtuvieron evidencias de que la Asociación haya presentado liquidaciones de algunas de las transferencias.

En detalle, se trata de los giros de ¢16 millones, del 13 de octubre de 2014; ¢ 55 millones, del 18 de octubre de 2016; junto con el más reciente de ¢ 10 millones, el 11 de diciembre de 2017.

Dicha condición, señaló la auditoría, contraviene normativas estipuladas por la Contraloría General de la República, que ordena a sujetos privados, como en este caso la Asociación, presentar anualmente un informe sobre el uso de los fondos.

Incluso, en su Procedimiento para el trámite de transferencias otorgadas por la Municipalidad de Belén a sujetos privados, el Gobierno local establece la presentación de informes anuales sobre usos de fondos, ejecución del presupuesto del proyecto y logro de los objetivos planteados.

Sobre este asunto, la auditoría le llamó la atención a la dirección Administrativa Financiera, “como responsable del giro de toda transferencia de recursos”, así como a la Alcaldía, “en su condición de máximo jerarca administrativo”.

Sin requisitos

El ayuntamiento belemita establece una serie de requisitos para realizar el giro de recursos a estos entes privados.

Uno de ellos es la declaración jurada en la que se indique que los fondos serán manejados exclusivamente en una cuenta corriente bancaria especial, para lo cual se llevarán registros contables independientes.

Otro requisito es contar con un número de la cuenta corriente bancaria del banco estatal en donde se depositarán los fondos del beneficio patrimonial.

Asimismo, se requiere presentar a la Municipalidad de Belén los informes correspondientes con la periodicidad que esta indica. También, se debe mantener a su disposición y de la Contraloría General toda la información y documentación relacionada con el manejo de recursos, y libre acceso para verificar la ejecución financiera y física de los programas o proyectos.

La investigación determinó que, “en el caso de la primera transferencia por ¢ 450 millones, de la tercera y cuarta transferencia por montos de ¢ 55 millones y ¢ 10 millones respectivamente, la revisión documental correspondiente precisó que, en cada uno de esos casos, no se obtuvo evidencia del cumplimento por parte de Adeprovidar, sobre la presentación de una solicitud de giro de recursos, que contenga los documentos descritos anteriormente”.

La auditoría concluyó que “la supervisión y seguimiento establecido por parte de la administración municipal sobre la totalidad del proyecto de interés social fue débil, considerando que existen fondos públicos involucrados en dicho proyecto”.

A finales del 2018, se habían entregado 35 casas y, para cuando este informe se conoció en el Concejo, estaban pendientes de entregar 5 de ellas.

Anterior Nadadores belemitas representaron a Costa Rica en China
Siguiente Informe cuestiona contrataciones especiales para nuevo edificio municipal

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *