Colegio de Psicólogos cuestiona programa impulsado por Alcaldía


Este es el volante con que se promociona este programa

Redacción El Guacho

[email protected]

El Colegio de Psicólogos de nuestro país cuestionó una iniciativa de la Alcaldía Municipal, que fue desarrollada por la escuela de Trabajo Social de la Universidad Latina, por posible ejercicio ilegal de la profesión.

Dicho programa ofreció servicios de “asesoramiento psicosocial individual”, “atención de problemas familiares” y “grupos terapéuticos”, los cuales son aspectos que, aparentemente, no son competencia de los trabajadores sociales.

La alarma se debe a que esto podría implicar un ejercicio ilegal de la profesión, en tanto que esos asuntos no corresponden a la malla curricular de Trabajo Social.

Un aspecto que llamó la atención de los profesionales en psicología es que, en un volante distribuido a la comunidad, se hace referencia a lo siguiente: “nuestra ayuda es para cualquier variedad de importantes problemas psicológicos o sociales”.

En ese gremio, aseguran que esto podría estar “poniendo en riesgo a las personas usuarias al no quedar claro cuáles son los alcances y limitaciones de los profesionales en Trabajo Social”. Esta fue la reacción del Colegio de Psicólogos luego de que se presentara una denuncia formal contra este programa.

Puntualmente, la iniciativa se denomina “Programa municipal de salud mental y bienestar social” y, en el volante que circuló en el cantón, se aseguró que es coordinado por la alcaldía belemita y también se indicó que las citas se daban en la recepción del Gobierno local.

A raíz de este asunto, el presidente del Colegio de Psicólogos, Waynner Guillen, remitió sendas cartas a la alcaldía, a la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Latina y al presidente del Colegio de Trabajadores Social para solicitar aclaraciones de la situación.

En esos oficios, el gremio de psicólogos pidió que se detallarán los alcances del proyecto, encargados de la supervisión, aval de la alcaldía y respaldo de la asesoría legal y de la oficina de trabajo social del ayuntamiento.

Aclaraciones

Esas dudas fueron respondidas mediante oficio AMB-C-211-2018. Respecto a los alcances, la alcaldía aseguró que se trata de una actividad para recopilar información de personas que requieran atención y apoyo para acceder al trabajo.

Respecto a las encargadas de supervisión, señalaron como responsables a Andrea Campos y a Silenny Rivera, asistente del alcalde Horacio Alvarado. Aclararon que no requieren apoyo por parte del Concejo debido a que no es un contrato de venta de servicios.

Sobre el respaldo de la asesoría legal y de Trabajo Social, apuntaron a que han tenido una “participación activa”.

“En relación con el panfleto informativo elaborado por la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Latina, su contenido, reiteramos, corresponde a una práctica académica realizada por estudiantes con la debida supervisión profesional; situación que por lo tanto no constituye una invasión en el ejercicio profesional de la psicología en este caso, por las razones expuestas”, indicaron en el ayuntamiento.

Finalmente, en un correo institucional enviado a todos los funcionarios y firmado por Horacio Alvarado, se reveló que dicho programa no fue apoyado por la Oficina de Equidad e Igualdad de Género.

Anterior Documental sale al rescate de las raíces agrícolas de Belén
Siguiente Vecinos alertan de mal olor que emana del Quebrada Seca

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *