Suspensión de giro presupuestario mantiene en incertidumbre a asociaciones belemitas


Debido al atraso, 22 personas trabajadoras quedarían desempleadas, 43 cursos se cerrarían y 259 personas se quedarían sin recibir los cursos que habían matriculado desde marzo de este año.

Alejandro Umaña Rojas

[email protected]

 

El atraso de un giro presupuestario ordinario correspondiente al 2021 por parte de la Municipalidad de Belén hacia tres organizaciones que promueven el desarrollo integral, mantiene en incertidumbre a estas y a quienes conforman el sector cultural y artístico del cantón.

La Asociación Cultural El Guapinol y las Asociaciones de Desarrollo Integral de La Ribera y La Asunción (ADI La Ribera y ADILA, respectivamente), han manifestado su preocupación ante el congelamiento de una parte del presupuesto que les corresponde para este año. 

Debido al atraso y que ya consumieron el superávit del año pasado, esta mañana, la Asociación Cultural El Guapinol anunció la suspensión hasta nuevo aviso de todos sus cursos y talleres a través de un comunicado interno a sus profesores y estudiantes.

Además, según comentarios por parte de miembros de las tres asociaciones, este atraso implica que no se hayan impartido cursos de sensibilización artística en las escuelas del cantón. Asimismo, 22 personas trabajadoras quedarían desempleadas, 43 cursos se cerrarían y 259 personas se quedarían sin recibir los cursos que habían matriculado desde marzo de este año.

José ‘Chepe’ Chaves, primer vocal de la Asociación Cultural El Guapinol, expresó en entrevista que “Solo se dieron 20 millones de colones para los cursos de formación de la Municipalidad, pero dejaron sin presupuesto al proyecto de sensibilización en las escuelas del cantón y al Grupo de Teatro Argamasa”.

“Este cantón siempre ha luchado por la cultura y por la igualdad social, pero en este momento se están quebrando esas normas, y debemos luchar por lo propio, por lo nuestro, por nuestra cultura autóctona”, agregó Chaves.

La directriz de no realizar el giro de recursos se tomó desde el Área de Desarrollo Social de la Municipalidad.

Contexto

El problema se remonta al jueves 17 de septiembre del 2020, cuando el Concejo aprobó una reducción del 54% del presupuesto 2021 que le correspondía a las entidades que promueven la formación artística y desarrollo integral en Belén.

Más tarde, en diciembre de 2020, se auditaron los montos de todas las organizaciones a las que la Municipalidad le brinda recursos, tal como se realiza cada año. Luego, el 20 de enero de 2021, se realizó una sesión de trabajo entre el Concejo, las auditorías internas y externas, la Unidad Financiera, de Cultura y de Desarrollo Social. 

En esa sesión de trabajo, tanto la auditoría interna como externa mencionaron que en sus informes brindan recomendaciones a las asociaciones culturales, pero no detectaron malversación o dolo.

Lo más reciente

El pasado martes 27 de abril, hubo una discusión en la sesión ordinaria del Concejo. El debate lo protagonizaron, principalmente, el alcalde Horacio Alvarado y el regidor suplente, Ulises Araya. 

Araya, de la Coalición Unión Belemita, en una intervención mencionó que: “Ahora se pretende crear un fondo burocrático del que no saldrán los recursos si no se corrigen las inexistentes faltas. Es una vergüenza insistir en constituir a esta Administración en verduga de la cultura del cantón de Belén, cuando aún no se asume la responsabilidad por los más de 30 cursos de formación artística que cerraron este año y los más de 500 niños que este año no recibieron cursos de sensibilización artística en las escuelas públicas del cantón”.

Por su parte, el alcalde Alvarado, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), expresó que: “Ahí está la plata, de todas las organizaciones y de toda la gente que tiene que dar cursos de cultura. No la estoy quitando. Lo que pasa es que si alguna organización no cumple con los requisitos establecidos por la auditoría externa e interna, podría ser que otros grupos sí cumplan con esos requisitos”.

“Quieren que yo de plata cuando alguien tiene deudas a la Municipalidad. Según el Código Municipal y el reglamento interno, no podemos brindar dinero cuando alguien tiene deudas”, agregó Alvarado.

De la misma manera, el alcalde mencionó que: “Si alguien, por esta política que estamos llevando momentánea, se queda sin comer o sin medicamentos, mi salario está para eso. No tengo ningún problema”.

Declaraciones

Se conversó con Ana Yanci Arce, quien trabaja en ADILA, manifestó que: “Según nos indican (la Municipalidad) debemos subsanar hallazgos en las liquidaciones, pero al día de hoy no hemos recibido ningún documento donde indique cuáles son esos hallazgos. Además, estamos a la espera de la respuesta a la liquidación presentada. El Programa de Formación Artística depende de los fondos económicos aportados por la Municipalidad y su continuidad depende de eso”.

En conversación con el regidor suplente, Ulises Araya, indicó que “Lo que hay (en los informes de auditorías) son recomendaciones de que tienen que cumplir con los días, que tal vez algún día se les fue una entrega, o que tal vez debía depositarse el dinero en alguna cuenta o subcuenta, pero todas son recomendaciones, no hay ninguna advertencia u omisión de opinión”.

De la misma manera, se comunicó con el Departamento de Comunicación de la Municipalidad de Belén y con el propio alcalde, Horacio Alvarado. Se está a la espera de coordinar una entrevista con Alvarado el martes 4 de mayo.

Anterior Gobierno dicta nuevas medidas ante aumento de casos por Covid-19
Siguiente La vacunación contra Covid-19 en Belén avanza a paso lento

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *