Regidores anulan acuerdo que avalaba fallo judicial contra el Humedal de la Ribera


Fotografía del humedal de la Ribera antes de que el empresario Fabio Chaves metiera la draga en el año 2000.
  • Acuerdo se rechazó, la semana siguiente se aprobó, y quince días después se anuló

  • 256 belemitas firmaron recurso para proteger el humedal e impugnar el acuerdo

 

Roberto Rodríguez Sánchez

[email protected]

De vértigo, así podrían calificarse las decisiones que ha tomado el Concejo Municipal de Belén, en las últimas cuatro semanas con respecto a la sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo N° 29-2020-VIII, que fallaba a favor Quintaelena S.A para construir una urbanización en el área del Humedal de la Ribera.

Recordemos que el juicio inició en 2010, cuando el Concejo Municipal de ese entonces declaró lesivos los permisos dados en 2004 para la desarrolladora. Y no fue sino, recién a comienzos del mes de abril anterior que el tribunal falló contra la Municipalidad de Belén, señalando principalmente problemas de forma y no de fondo en el caso.

No aceptar la sentencia, aceptarla y luego no aceptarla

El 21 de abril anterior, el Concejo Municipal conoce por primera vez, la sentencia del Contencioso Administrativo, es ahí donde inician las diferencias de criterio entre los distintos ediles que integran el órgano legislativo municipal.

Un informe de la dirección jurídica de la Municipalidad, el DJ-131-2020 expuesto por el abogado Ennio Rodríguez solicitaba al Concejo tomar un acuerdo en los siguientes términos:

PRIMERO: Avalar el Oficio de la Dirección Jurídica. SEGUNDO: Que los permisos de construcción Nº 6419-04, 6518-2005, 6648-2005, Nº 6759-2005 y Nº 7648-2008, otorgados por la Municipalidad de Belén, son válidos y eficaces. TERCERO: Solicitar a la empresa demandada, el retiro de 15 metros del límite del humedal y realizar demoliciones necesarias para eliminar las obras construidas dentro de esa área (15 metros), la cual se destinará a zona de protección del humedal La Ribera, en la colindancia de la Urbanización Prados de Belén. CUARTO: Que el Área Técnica Operativa, realice las valoraciones y coordinaciones correspondientes, para definir la procedencia de la recepción de las obras de la urbanización Prados de Belén, o bien determinar qué aspectos deben ser prevenidos para su debida corrección, y así recomendar la efectiva recepción de dichas obras. QUINTO: No interponer Recurso de Casación, ya que los razonamientos esgrimidos por los integrantes de la Sección VIII del Tribunal Contencioso, en la Sentencia 29-2020-VIII, consistentes en atribuir falencias a la declaratoria de lesividad, por la falta de desarrollo de los motivos de nulidad, que afectarían los permisos de construcción cuestionados por esta Municipalidad, es un argumento que no podría subsanarse jurídicamente por medio de un recurso de casación.

Dicha propuesta fue inmediatamente rechazada por la regidora María Antonia Castro y el regidor José Luis Venegas ‘’Cuatri’’ quienes, entre otros motivos, alegaron que no era aconsejable votar un acuerdo sobre una sentencia que en ese momento nadie había leído.

Además, la regidora Castro agregó que la Municipalidad si debería de ir a Casación y que era contraproducente que el Concejo dijera que los permisos del 2004 eran ‘’válidos y eficaces’’.

Esa noche el acuerdo fue rechazado con 3 votos de Antonia Castro, José Luis Venegas y Lorena González, mientras que fue avalado únicamente por Gaspar Rodríguez y Edgar Álvarez. Este último en su condición de regidor suplente, dado que el presidente municipal Eddie Méndez se recusó de la votación.

A la semana siguiente, el 28 de abril en el primer punto de agenda, la regidora Lorena González cambia de postura y solicita revisar el acuerdo rechazado. Luego de una calurosa discusión, la decisión cambia y el acuerdo se revierte. Siendo aprobado el DJ-131-2020 por Edgar Álvarez, Gaspar Rodríguez y Elena González, mientras que Antonia Castro y José Luis Venegas se mantuvieron en el rechazo al acuerdo.

Procuraduría General de la Republica sí fue a Casación   

Quince días después, y tras confirmarse a inicios de esta semana que la Procuraduría General de la Republica (PGR) recurrió la sentencia del Contencioso en Casación, nuevamente las cosas se movieron a nivel municipal.

Un nuevo informe de la dirección jurídica hacia el llamado a que los regidores anularan el polémico acuerdo, dado que el caso no era todavía ‘’cosa juzgada’’ y aún debía esperar el resultado de la apelación realizada por el abogado del Estado.

Así las cosas, el pasado martes 12 de mayo, el nuevo Concejo Municipal vuelve a discutir el tema y termina esta vez anulando por unanimidad el acuerdo que declaraba ‘’válidos y eficaces’’ los permisos de construcción. No obstante, al haber vencido el plazo para apelar el fallo del Contencioso, la Municipalidad de Belén ya no podrá recurrir el fallo ante Casación, por lo que, al menos de momento, solo el Estado ira a ese juzgado a defender el Humedal.

256 belemitas firmaron en defensa del humedal

Más adelante en esa misma sesión, se dio a conocer que 256 belemitas tenían lista una impugnación al polémico acuerdo municipal. Decenas de vecinos, encabezados por Oscar Rojas y Leidy Villegas, habían recorrido varias comunidades del cantón pidiendo firmas para presentar un recurso de apelación en subsidio.

Tras darse a conocer que el Concejo había anulado el acuerdo,     Oscar Rojas celebró en sus redes sociales el nuevo cambio de postura: ‘’Hoy más que nunca, ¡me siento feliz de ser ecologista! Por fin la Municipalidad de Belén tuvo que ceder ante el pueblo por la preservación del humedal’’, afirmó Rojas.

El vecino se refería así a una de las iniciativas que desde la comunidad se habían generado para continuar en la lucha por la preservación del humedal.

Entre ellas, la creación reciente de un colectivo denominado Belén Hogar del Agua y otra iniciativa por parte de la ASOCARIARI quienes también recogieron firmas para solicitar a la Sala Primera que ‘’el Humedal de La Ribera sea tutelado legalmente conforme el artículo 50 de la Constitución Política y el 105 de la Ley de Biodiversidad’’, además  solicitan que ‘’sea acogido el recurso interpuesto por el Estado y se anule la sentencia 29-2020-VIII, por ir contra nuestros derechos fundamentales de protección del recurso hídrico’’.

El caso va para largo

Al finalizar la discusión de ese punto en el Concejo, el abogado de la Dirección Jurídica de la Municipalidad Ennio Rodríguez aseguró que el caso va para largo, dado que los juicios en Casación se pueden extender por uno o más años. ‘’Puede que incluso este Concejo no llegue a ver el final del caso’’, advirtió Rodríguez.

 

Anterior Conversatorio "Unión por el arte: Construyendo alianzas por la cultura belemita" se realizará este jueves
Siguiente Carroza alegórica preventiva contra el Covid-19 recorrerá Belén

1 Comentario

  1. William Chacón Calvo
    mayo 14, 2020
    Responder

    Que pena que la Dirección Jurídica desconociera que estaba haciendo La Procaduría Genaral de la Repúbica. Más pena da, que la Dirección Jurídica embarcara a los Regidores de la Municipalidad, y dirigiera su dictamen totalmente en dirección contraria a lo que estaba protegiendo La Procuraduría. El haber anulado el acuerdo no es más que una decisión calculada de tinte meramente político, y sin ningun efecto real sobre el caso en cuestión. Siguen nuestros representantes creyendo que somos un pueblo sin estudio, domésticado, y que vamos a aplaudir sus «torpes» decisiones. No tenemos representantes transparentes, de valores, valientes, no hay líderes que nos representen en La Municipalidad de Belén. Saludos cordiales a todos…

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *