La cultura no es gasto, es una muy buena inversión


¿Usted se imagina pasar un confinamiento como el que nos ha obligado el COVID-19 sin la posibilidad de escuchar una canción, leer un buen libro, ver una obra de teatro, disfrutar de un poema o poesía, ver una película?  Sería muy complicado y difícil enfrentar una situación como esta sin la posibilidad de despejar la mente, de cuidar nuestra salud mental. Por suerte, algunas organizaciones culturales de Belén han podido presentar sus proyectos culturales por medio de  plataformas digitales. 

Lamentablemente, en nuestro cantón, hay algunas personas que consideran  que los presupuestos dedicados a la cultura no son inversiones, sino que es “gastar plata”. No se dan cuenta de la importancia y de los múltiples beneficios que genera la sensibilización artística en las personas, sobre todo en la niñez y adultos mayores, grupos que sufrirían el embate de estos intentos desproporcionados de recortes presupuestarios. 

 Incluso hay regidores que se han dejado decir en el Concejo Municipal, que no tienen claridad de cómo las Asociaciones de Desarrollo y Culturales han desarrollado sus cursos. Por dicha, estas opiniones son de una minoría que lamentablemente acumula muchos años ya en el poder político sin solucionar problemas como la falta de espacios adecuados para el arte, un teatro convertido en bodega, y como si faltara poco, ahora queriendo quitar presupuestos a estas importantes asociaciones de desarrollo y grupos culturales. 

Lo que resulta curioso es que para presupuestos destinados a la cultura y organizaciones sociales, estos sí están de acuerdo en aplicar recortes y hasta aplicar fiscalizaciones y auditorías rigurosas, pero son los mismos que cuando estos informes se presentan para señalar falencias a la Administración Municipal, se hacen de la vista gorda o se dejan decir que esos informes “no sirven para nada”. 

Enseñar en tiempos de virtualidad no es fácil, ser estudiante tampoco, pero además de lidiar con esta situación, hay que convivir con la incertidumbre de si para el otro año se podrán impartir estos cursos, porque no se sabe si contarán con presupuesto, afectando a la niñez y a grupos de adultos mayores de Belén. 

Ojalá que en nuestro cantón se pueda seguir apoyando a las organizaciones que hacen posible que a pesar de las situaciones difíciles como la pandemia del COVID-19, Belén pueda seguir siendo un buen cantón para vivir. Recuerden: ¡ La Cultura no es un gasto, es una inversión que genera muchos dividendos en un futuro muy cercano!

Anterior Las Asociaciones de Desarrollo Integral de La Ribera y La Asunción y la Asociación Cultural El Guapinol exigen disculpas públicas del Concejo Municipal de Belén
Siguiente Adultos mayores, trabajadores de centros de larga estancia y personal de primera respuesta serán los primeros en recibir vacuna contra COVID-19

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *