Hablemos de salud: aprendamos sobre quemaduras


 

Por: Allan González Chaves

Farmacéutico. Asistente de Primeros Auxilios.

Las quemaduras son lesiones frecuentes y en la mayoría de los casos
prevenibles. Son muy importantes dado el dolor que generan, riesgo y secuelas
tanto funcionales como estéticas.
Las quemaduras se clasifican principalmente por la profundidad del daño. Esto
depende de la cantidad de calor transmitido, y a su vez depende de la temperatura
de la llama, del líquido o sólido caliente y de la exposición.

  • 1° grado. Solamente se lesiona la capa más superficial de la piel
    (epidermis), no hay pérdida de piel. Esta se presenta como un área rojiza y
    dolorosa; ya que produce daño en las terminaciones sensitivas de la piel. La piel
    se recupera normalmente de tres a cinco días y no produce secuelas. La causa
    más común es la exposición prolongada al sol.
  • 2° grado. Esta quemadura afecta la primera capa de la piel (epidermis) y
    parte de la segunda capa de la piel (dermis), son comúnmente producidas por
    líquidos calientes o exposición corta a una flama, como característica principal se
    observan ampollas, las cuales presentan gran sensibilidad a los estímulos, incluso
    a nuestra vestimenta. Son de más lenta recuperación, de dos a tres semanas,
    siempre y cuando no se infecten.
  • 3° grado. Son producidas por exposición prolongada a líquidos muy
    calientes, llama electricidad y por algunos agentes químicos fuertes. La piel
    aparece seca con aspecto de cuero y color blanco o carbonizada. El tejido
    nervioso está destruido, lo cual genera que no se perciba el dolor. Afectan todo el
    espesor de la piel, grasa, tendones y músculo.

La profundidad y la extensión de una quemadura son factores muy
importantes dentro de la valoración médica, así como la región corporal, por
ejemplo; un área funcional como la cara, manos, pies, articulaciones y zona
genital, son más difíciles de tratar.

Primeros auxilios

En las quemaduras mayores, la primera medida es detener la quemadura y mantener al paciente lejos de la fuente térmica. Si el paciente requiere atención médica, procedemos a activar el servicio de emergencias 9-1-1 para que sea valorado por personal capacitado. Mientras este personal llega, en los casos de quemaduras por calor, aplicamos agua fría (nunca hielo) durante al menos 5 minutos, se debe retirar la ropa lo antes posible, en caso de que la ropa esté adherida, ésta se retira en el centro médico por los especialistas.
Recuerde siempre ante sus dudas, consultar a su médico o farmacéutico de confianza.

 

Anterior Las mujeres deben de estar representadas en todos los ámbitos laborales
Siguiente Mantener la paz en medio de caos

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *