Estudio revela que un 6 % de la vegetación en las márgenes del Quebrada Seca presenta un alto riesgo


Algunos árboles que se encuentran en medio del río se deberán cortar.
  • El poró gigante es la especie con más árboles en esa condición.

  • El estudio fue financiado por la Municipalidad.

Redacción El Guacho

[email protected]

 

El arbolado de las márgenes del Quebrada Seca presenta 111 individuos con un riesgo potencial alto de volcamiento, lo cual ocasionaría que caigan en el lecho del río y contribuyan a aumentar los impactos generados por las inundaciones.

Esto se deriva de un estudio reciente contratado por la Municipalidad, el cual se realizó en el área de protección del río y censó los arbustos, árboles, bambúes y palmas.

Los árboles con riesgo potencial alto son mayoritariamente individuos con diámetros que llegan cerca de los 2 metros y alturas que oscilan entre los 15 y 28 metros. Algunos de los cuales deberán cortarse.

«Entre los factores que inciden más en esta condición se encontraron la exposición de las raíces, el diámetro, la altura y el estado fitosanitario», indicó Roberto Rodríguez, ingeniero que estuvo a cargo del proyecto.

Estos individuos no se concentran en una zona específica, sino que se distribuyen a lo largo del cauce, el cual va desde La Rusia hasta La Amistad.

Además, a 1230 individuos se les determinó el riesgo de volcamiento medio, y 552 fueron clasificados con riesgo bajo. En el caso de estos últimos, la categoría de riesgo está atribuida a que se ubican a una distancia mayor o igual a 6 m del lecho del río, lo cual imposibilita que caigan directamente al lecho en caso de que se vuelquen.

Para John Solano Salmerón, ingeniero forestal que también estuvo involucrado, esto es importante para poder tomar medidas equilibradas e informadas para la gestión del arbolado previendo una situación de emergencia por crecidas.

“Con esto se identifican cuáles medidas son prioritarias y cuál es el potencial riesgo a la comunidad y la infraestructura presente”, se refirió.

La Municipalidad seguirá las acciones que la ley establece. “En una primera instancia se debe llevar esto al Tribunal Agrario e interponer un sumario de derribo para que un juez emita una resolución, ya que al encontrarse en áreas de protección no se puede proceder”, comentó Juan Carlos Cambronero Barrantes, encargada de la Unidad de Salud Ocupacional de la Municipalidad.

El sumario de derribo procede cuando el mal estado de un árbol constituye una amenaza que pueda perjudicar los bienes públicos o privados. Ante lo cual se presenta una demanda y el tribunal agrario realizará un reconocimiento del lugar y dictará una sentencia estimatoria ordenando el derribo o la adopción de medidas de seguridad de carácter permanente.

El estudio también determinó siete áreas con potencial para realizar jornadas de reforestación, para las cuales deberán de tomarse en cuenta las características de cada sitio en particular y la manutención posterior para lograr el éxito de estas. Además de conflictos dentro del área de protección que se acentúan hacia el oeste del cantón.

Anterior Gobierno cancela eventos masivos e instruye teletrabajo para sector público
Siguiente Belemitas buscan protegerse de la pandemia del Coronavirus COVID-19

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *