Errores que cuestan muy caros


La Municipalidad tendrá que pagas más de 122 millones de colones por pérdida de demanda ante una empresa.

¿En qué invertirían un poco más 122 millones para el beneficio del cantón de Belén?  Es una pregunta que tendría múltiples respuestas, pero, quizá, una de las tantas alternativas  podría ser ayudar a organizaciones sociales y  culturales  que han visto disminuido sus ingresos. 

Lamentablemente, esos 122 millones no se destinarán para el bien de nuestro cantón, sino que  los tendrá que pagar la Municipalidad a una empresa debido a que nuestro Gobierno Local perdió la demanda interpuesta por dicha compañía debido a que las bodegas fueron cerradas por el ente municipal sin seguir los lineamientos estipulados. 

Quizá sea importante aclarar, que en  realidad es un poco más de la cifra indicada, ya que la Municipalidad debe cancelar también los intereses generados desde 2017, año en que se cerraron las bodegas. 

Pero para colmo de males, aquellas bodegas fueron construidas sin permisos en 2008. Es decir, si la Municipalidad hubiera actuado como le exige la ley en el 2008 impidiendo construcciones en zona de vulnerabilidad como lo es la  Finca Los Sánchez , nada de la situación presentada en 2015 se hubiera dado. Siempre que se acude a un juicio, evidentemente se corre el riesgo de perder y que esta derrota se deba asumir pagando fuertes cantidades de dinero, pero acá lo lamentable es que esta situación pudo evitarse en su totalidad. 

Ya es hora de que la Municipalidad de Belén realmente vele para que las construcciones que se levanten cuenten con los debidos permisos y no se dejen a la libre, porque después esa permisividad se devuelve como una bola de nieve que se lleva todo lo que puede. 

Otro aspecto que llama bastante la atención, es como la Municipalidad se pasa por encima de sus propias leyes, ya que esta demanda se pierde porque el Gobierno Local no hizo las cosas como debía hacerlas. Y este “pequeño errorcito” costó bastantes millones de colones. Esto es como que usted se proponga como meta llegar temprano a sus labores, pero “por error”, no coloque las horas adecuadas y llegue siempre tarde. 

Con la difícil situación fiscal y económica que experimenta nuestro país, es un “pecado” que los recursos municipales se tengan que gastar pagando errores que pudieron haberse evitado desde un inicio. 

Ojalá que a lo interno de la Municipalidad se tomen las medidas pertinentes para evitar que estas situaciones se sigan presentando en nuestro cantón, caso contrario, tendremos que tener lista la billetera para seguir pagando demandas. También sería bueno saber quienes fueron los que dieron la orden que se brincó el debido proceso para atender este tema. 

Anterior Banco Popular ratifica compromiso con el desarrollo comunal costarricense
Siguiente Periódico El Guacho estrenará muy pronto el podcast "Voces Activas"

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *