Editorial. Presupuestar adecuadamente para el bien de nuestra comunidad


  • Instituciones que realizan tareas esenciales por el bien de nuestro cantón como la Cruz Roja Costarricense, Fundación de Cuidados Paliativos, por citar algunas, deben contar con todo el apoyo que nuestro Gobierno Local pueda brindarles.

La Municipalidad de Belén presentó su presupuesto ordinario con el que le va a hacer frente al periodo 2021. Esta presupuestación se hace en tiempos en que las secuelas económicas, sociales y sanitarias de la pandemia del COVID-19, empiezan a azotar fuertemente a muchas familias belemitas.

En épocas de crisis hay que priorizar gastos relacionados a atención, control, mitigación de efectos negativos por la pandemia. Estas necesidades deberían tener un buen caudal económico que garantice que se puedan solventar. Así mismo, instituciones que realizan tareas esenciales por el bien de nuestro cantón como la Cruz Roja Costarricense, Fundación de Cuidados Paliativos, por citar algunas, deben contar con todo el apoyo que nuestro Gobierno Local pueda brindarles.

Hay que revisar muy bien en que se presupuesta cada colón y cuánto de esos recursos se llegan a ejecutar a cabalidad cumpliendo con los fines planteados. La revisión sin duda alguna debe recaer en los órganos de fiscalización municipal como Control Interno y Auditoría Interna, a pesar de que a algunos regidores les “moleste” tener que estar viendo informes de las cosas que la Municipalidad de Belén no acata o incumple.

Para nadie es un secreto que nuestra Municipalidad sufrirá una disminución en su recaudación de ingresos, sobre todo en la parte impositiva y de patentes. Habrá negocios que cerraron y no abrirán, pocas construcciones y todo esto afectará.

Si bien es cierto es un momento en que debe reinar la austeridad, tampoco debemos dar espacio a los extremistas que quieren desmantelar toda la institucionalidad y deshacerse de todo por medio de ventas o cierres de entidades.  Nada más imaginemos los terribles efectos que estaríamos sufriendo si no contáramos con instituciones de bien social que ayudan a quienes más lo necesitan.

Muchas de las familias belemitas han visto sus ingresos reducidos por más de 6 meses, ya sea por reducciones de jornadas, desempleo, porque su emprendimiento o negocio han visto reducidas sus ventas y están necesitados de que nuestro Gobierno Local los apoye. Empero, así como el sector comercial ocupa ayuda, hay otros sectores que también están urgidos de ayuda como el cultural, el deportivo, entre otros.

Con estas consideraciones, es que el presupuesto municipal debe ser lo más equitativo, justo, austero, racional, pero sobre todo eficiente y eficaz. Esperamos que el proceso de planteamiento y ejecución del mismo cumpla con todos los resultados para el bien de toda nuestra comunidad.

Ojalá que así cómo controlamos y estamos pendientes de nuestros gastos e ingresos personales, estemos pendientes y fiscalizando todo lo que haga nuestro Gobierno Local con el presupuesto. Recordemos que ellos lo administran, pero nosotros como ciudadanos responsables que somos, debemos estar fiscalizando que los recursos lleguen a las cosas que realmente se necesitan para el bien de los belemitas.

Anterior La Ribera no contará con servicio de agua potable este 8 de octubre
Siguiente Propondrán un nuevo pulmón ambiental para Belén

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *