Denuncias de vecinos vuelven a salvar el humedal de La Ribera


En la foto, se aprecian parte de los sellos de clausurado colocados por la Municipalidad de Belén.
  • Municipalidad se vio obligada a retirar permisos de construcción    

Redacción El Guacho

[email protected]

Con gran indignación reaccionaron los belemitas, luego descubrir que, en febrero pasado, se pretendió construir unos apartamentos en la zona de protección del Humedal de La Ribera, ubicado en la urbanización conocida como Joaquín Chaves.

Las primeras obras ya habían iniciado cuando el 14 de febrero, un grupo de vecinos de esta localidad se percató del daño que se estaba ocasionando. Fue entonces cuando, con cámara en mano, Oscar Rojas Rodríguez, vecino y uno de los históricos dirigentes del Comité Ecológico de la urbanización La Ribera, decidió tomar fotos y videos del crimen ambiental que se estaba cometiendo y rápidamente los subió a redes sociales, ocasionando así una avalancha de indignación entre los vecinos de la comunidad.

Además, otro hecho que provocó aún mayor enojo entre los integrantes del grupo de Facebook ‘’Belén denuncia y propone’’, fue que, inicialmente, las obras sí contaban con los permisos de construcción de la Municipalidad de Belén, otorgados a un vecino de apellido Chaves, quien según algunas versiones recabadas por este medio, sería hijo de Fabio Chaves Barrantes, el urbanizador que 19 años atrás drenó el humedal con la fallida intención de construir un condominio de nombre “Prados de Belén”.

Gracias a la lucha de la comunidad en aquel entonces, las intenciones depredadoras del desarrollador fueron detenidas y eso abrió el camino para que, posteriormente, el humedal fuera reconocido como tal, tanto por las autoridades nacionales, como por la Convención Internacional Ramsar, la cual vela por la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales. No obstante, en ese momento el daño ya estaba hecho, Chaves había dragado la laguna principal del Humedal, misma que servía como espejo de agua de muchas aves migratorias, según nos relató Oscar Rojas.

Retiro de los permisos de construcción

Seis días después de iniciada la construcción y, luego de todo el escándalo generado en redes sociales donde hasta el Alcalde Horacio Alvarado comentó las denuncias, trascendió la noticia de que la Municipalidad de Belén había ordenado la mañana del 20 de febrero, detener las obras y las clausuró mediante unos sellos.

En apariencia, esta situación se debía a que el desarrollador se habría excedió en las obras que se le autorizaron por parte de la Municipalidad y empezó a construir tras la antigua tapia que se había construido ilegalmente en el año 2000.

Para Oscar Rojas, esta situación más que un error del desarrollador, fue el intento adrede de abrir un portillo para que, en el futuro pueda volver a intentar hacer lo que no pudo su padre y así lograr que la Municipalidad se quite el tiro de pagar la demanda que antiguamente le puso Fabio Chaves:

Según declaraciones de Rojas, en uno de sus videos de denuncia, el problema radica en que en el pasado la Municipalidad fue demandada por Fabio Chaves, el antiguo urbanizador, y se teme que el otorgamiento de estos nuevos permisos haya abierto portillos para que “la Municipalidad se quitara el tiro de pagar la demanda que este señor le hizo por haberles permitido hacer estas obras”.

La importancia ecológica del Humedal de La Ribera

Oscar Rojas relató a El Guacho que, según el último estudio hecho por los expertos de la Universidad Nacional, el Humedal es una fuente muy importante generadora de agua, en donde nacen cerca de 2 litros por segundo.

“Este humedal tipo pantano, es realmente un yacimiento de agua, donde en la época más seca del año, personeros de la Universidad Nacional constataron que ahí nacían más de 2 litros de agua por segundo. Obviamente, todos sabemos la importancia del agua para nuestras futuras generaciones”, mencionó Rojas.

El dirigente del Comité Ecológico, además, lamentó la falta de compromiso de las autoridades locales para con la restauración y cuidado del humedal, a ellos les atribuye el desinterés de que hayan pasado ya 19 años y no se dignen a corregir los daños ocasionados en el año 2000 por el desarrollador Fabio Chaves:

“Lamento mucho ver cómo pasan los años y ningún personero público ha hecho algo por volver a restaurar el humedal, mandando a demoler las obras que se construyeron en terreno protegido, como tapias, aceras, calles, drenajes rellenos de piedra donde había arcilla negra y sobre todo el volver a restaurar el espejo de agua que existió”, indicó.

 

Anterior “Apuntes Históricos de mi Pueblo”: Capítulo VII. Los curas de la Parroquia
Siguiente Candil en la propaganda y oscuridad en la protección del agua

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *