Belén continúa “Sembrando Futuro”


imagen

 

Minor  Retana, Gestor Cultural.

 

A mediados de la década  los ochentas, cultural y deportivamente hablando, el séptimo cantón de Heredia sobresalía en los periódicos, radio y televisión de Tiquicia; con noticias favorables de los Juegos Nacionales y eventos culturales del país.

Una semilla se sembró y germinó dando una cosecha que aún prevalece llena de salud, creciendo y dando frutos.  Alimentando y generando sol y a veces sombra a las futuras generaciones.

 

Lo Bueno

Vivo ejemplo. El pasado viernes 17 de junio se realizó en La Ribera de Belén el Día Internacional de la Música 2016. Participaron guitarristas, coristas y pianistas; también hubo percusión, marimba y violines.

Personas de todas las edades pertenecientes al programa de Formación Artística del cantón. Sin faltar la ricas comidas tradicionales.

La Casa de la Cultura, Asociación Cultural El Guapinol,  ADI La Ribera y ADILA (Asociaciones de Desarrollo Integral), forman parte de los sembradores que trabajan día y noche en pro de recoger una buena cosecha cultural.

 

Lo Malo

Salida Anticipada: En la hora primera del evento se ve una asistencia satisfactoria, la mayoría de espectadores son familiares de los estudiantes con algunos vecinos y otros amantes de la cultura. Pero conforme los artistas van terminando su presentación, se notan ya asientos vacíos después de que sus retoños reciben el refrigerio (Indio comido, puesto al camino).

Esto a mi parecer denota una falta de respeto hacia los últimos participantes, porque ellos también merecen ser escuchados y aplaudidos.

A un evento como estos, le motivó más a la devoción que la obligación.

 

Temas musicales en inglés. Desde nuestro terruño y países vecinos, hay gran variedad de canciones para ser interpretadas por los estudiantes en nuestro idioma nativo y porque son ricas en letra y composición.

Temas folclóricos y populares en español entretienen más al auditorio; especialmente al adulto mayor que prefiere escuchar lo que entiende y puede corear. De hecho, ayudaría a prevalecer nuestras raíces en los nuevos retoños infantiles y juveniles.

Le invito a seguir llenando el canasto y recuerde:

“Cultiva Cultura, porque Hacer Cultura, es Cultivar” (Foforofo)

 

Anterior La maldición de las cuatro esquinas IX: Al caer Juan vio en un leño la huella reseca de otra sangre
Siguiente Adiós parques, hola centros comerciales

No Hay Comentarios

Deja un comentario