Belén contará con plan para orientar la arborización


En todo el cantón, existen 148 áreas aptas para arborizar que acumulan una superficie de 30 732 m2.
  • Pretende aumentar la biodiversidad y mejorar la convivencia con el entorno urbano

 

Roberto Rodríguez Sánchez

[email protected]

 

Dada la existencia de árboles que no fueron plantados en los sitios adecuados y que, actualmente, están originando daños a la infraestructura y a los usuarios, se desarrolló un Plan de Arborización que pretende organizar la plantación de especies vegetales en las áreas públicas del cantón.

El Plan brinda los lineamientos para que las plantas se adecúen a las condiciones urbanas de Belén, y puede emplearse para  orientar las acciones que se tomen en las áreas privadas, tales como patios, jardines y condominios.

De acuerdo con Dulcehé Jiménez Espinoza, directora de la Unidad de Ambiente de la Municipalidad, el plan de arborización se realizó mediante “una contratación de ingenieros forestales a través de la plataforma SICOP para la realización del censo del arbolado urbano”. 

“Una vez censado todo el espacio público, se solicitó como otro de los productos, un plan para sembrar árboles en los sitios que todavía tienen espacio. Esto incluyó un listado detallado de especies nativas para que ayuden con la biodiversidad y se ajusten a la infraestructura que tenemos”, agregó Jiménez.

La presentación del plan se llevó a cabo en tres sesiones en donde se abarcaron las propuestas de intervención que se realizarán en cada uno de los distritos, se contó con la participación de la comunidad. Cada persona tuvo la oportunidad de hablar al respecto y sugerir ideas para incorporar en las propuestas de intervención.

Para Georgina Jiménez, presidenta de la Asociación Belén Sostenible (ABES), “este parece ser un instrumento de planificación valioso en el sentido de que ordena las acciones de arborización en espacios públicos tomando en cuenta varios factores ambientales y sociales. Por ejemplo, un factor es la altura de los árboles, que debe tomarse en cuenta para áreas donde hay cableado”. 

“Otro aspecto valioso es que se pudieron identificar árboles que están muy dañados y una de las razones es la mala poda. Yo esperaría que se revise el servicio de podas que subcontrata la Municipalidad”, añadió. 

Además, Jiménez resaltó que se propone la siembra de especies nativas y la sustitución de aquellas que no aportan a la biodiversidad, como las palmeras exóticas.

 

 La implementación

 

Para iniciar la fase de implementación, el Plan de Arborización debe ser aprobado primeramente por el Concejo Municipal, el cual conoció de este en la sesión del 22 de junio de 2021 y acordó enviarlo a estudio a la Comisión de Obras y Ambiente. 

Una vez que sea aprobado por el Concejo, se iniciará con la implementación entre junio y julio. “Ante esto, es importante que la comunidad entienda que todo lo que se planta en área pública debe de ser aprobado por la Unidad Ambiental.  No es plantar por plantar, ya que luego debemos remover algunas especies que no se ajustan a la infraestructura sanitaria, de agua potable, aceras, tendido eléctrico, entre otros”, agregó Dulcehé Jiménez.

“Como institución, pretendemos que la comunidad trabaje en conjunto con nosotros, para que podamos implementar este plan, y así, tener cada día un Belén más verde con las especies adecuadas”, mencionó.

 

El arbolado urbano

 

Previo a la construcción del plan de arborización, se realizó un censo que contó todas las plantas que se encuentran en calles, aceras, propiedades municipales y parques públicos. Asimismo, a todos los árboles encontrados se les añadió una placa para identificarlos y se georeferenciaron para visualizarlos en un sistema de información geográfica.

El censo encontró 16500 especímenes en el área pública. De ellos, el 44,5% son árboles, el 32,6% arbustos y el 11,2% palmas. De estos, casi un 90 % se encuentra en condiciones saludables, mientras que el resto están enfermos o muertos.El güitite es la especie que se encuentra mayormente en el arbolado, seguido de la palma navida.

El estudio también contabilizó el reservorio de carbono, la remoción de gases efecto invernadero y la cantidad de oxígeno que brinda el arbolado. Además, tuvo un costo superior a los 9 millones de colones y estuvo a cargo de la empresa GFS-Soluciones Verdes del Bosque S.A.

Anterior Taller Apocalipsis La Revelación se realizará este fin de semana
Esta es la Publicación más Reciente.

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *