Una casa construida a la sombra de la Guerra Civil de 1948


La casa está construida en su mayoría por madera.

Luis Zárate Alvarado

[email protected]

La historia de esta casa empieza en el ya lejano año de 1948, cuando nuestro país se enfrascaba en una Guerra Civil.

Para entonces, grupos afines a Rafael Ángel Calderón Guardia y el Partido Comunista se enfrentaron a los simpatizantes de José Figueres Ferrer, y claro, Belén no escapó de aquellas refriegas.

Precisamente, en ese tiempo, Julio Rodríguez empezó a construir su casa, en barrio Fátima, y como era figuerista, los calderonistas le tenían el ojo puesto, por lo cual prácticamente tuvo que levantar su casa a escondidas.

Al menos esa es la historia que encierra este lugar, así lo recordó don Francisco Rodríguez hijo de Julio, quien actualmente habita el lugar junto con Dinorah, Graciela, Alba y Martín, sus hermanos y hermanas.

La casa aún conserva los tradicionales jardines de antaño.

Julio y Regina, ambos de apellido Rodríguez, fue un matrimonio que echó raíces en barrio Fátima, fueron de los primeros habitantes del lugar, procrearon 12 hijos.

Julio se dedicó toda la vida a construir carretas, también era herrero. Sus clientes provienen principalmente de San Rafael de Ojo de Agua y otras comunidades aledañas.

Su hijo, Francisco, heredó la pasión por la madera y, actualmente, trabaja en un taller donde fabrica toda clase de muebles.

En esta mesa, acostumbraban a comer los miembros de la familia Rodríguez.

La edificación fue hecha con madera, de cahuilla, detalló Francisco. El sitio rememora las grandes casas de antaño, con un corredor muy amplio y fresco, resguardado por un jardín siempre verde.  Su interior es amplio y fresco.

La estructura se conserva en muy buen estado, a pesar de los años 71 años de construida.

Barrio Fátima tiene la particularidad de que conservan varias casas de adobe y bahareque, en su mayoría habitables, muchas están relacionadas a la actividad económica de la finca de los Lehman.

Anterior La fuerza despierta en RetroSpectiva
Siguiente Algo sigue oliendo mal en el cobro de impuestos de Bienes Inmuebles en Belén

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *