No borre con una mano lo que hace con la otra


Es una lástima que en nuestro cantón se vengan realizando importantes esfuerzos en materia de protección ambiental; pero, que por otro lado, se cometan acciones que prácticamente empañan estas iniciativas.
Es una lástima que en nuestro cantón se vengan realizando importantes esfuerzos en materia de protección ambiental; pero, que por otro lado, se cometan acciones que prácticamente empañan estas iniciativas.

Es una lástima que en nuestro cantón se vengan realizando importantes esfuerzos en materia de protección ambiental: programas de arborización, de manejo de residuos, campañas de concientización sobre la importancia de proteger las fuentes de agua, compra de terrenos para la conservación, entre otras; pero, que por otro lado, se cometan acciones que prácticamente empañan estas iniciativas. 

No es que nos fijemos solo en la mancha que tiene la pared, es que resulta impensable que una entidad que promueva prácticas acordes con el ambiente o que se supone debería promoverlas, tenga en este momento una medida cautelar por el presunto delito de disposición ilegal de residuos. 

Este presunto delito afecta dos ríos de nuestra comunidad: el Virilla y el Bermúdez, pero lo más impactante es que, durante alrededor de 20 años, las aguas residuales de más de 600 casas han estado contaminando estos ríos y, hasta ahora, porque existen temas legales, es que el Gobierno Local toma parecer en el tema. 

Resulta interesante preguntar, si los vecinos han pagado durante años por un servicio que no existe ¿Qué pasó con los recursos? ¿Dónde están? ¿En qué se invirtieron?

Y ahora que hablamos de presupuestos y recursos, hay que destacar que en la negociación del presupuesto municipal para el 2022, reinó el diálogo, el respeto y el compromiso. A diferencia de otras ocasiones, “no se castigó” tanto a algunos sectores como venía siendo la tónica.

En este nuevo presupuesto aprobado se destinará una partida para la construcción de una planta de tratamiento que debió haber estado en funcionamiento hace años. Es importante destacar que no es “solo tapar la torta”, debemos asegurarnos de que los miles de millones que se destinará a esta tarea, efectivamente se utilicen de la manera más eficiente y eficaz para corregir esta falencia 

Con el tema de las notificaciones a los vecinos de Cariari y Bosques de Doña Rosa, donde se les pide hacer drenajes y tanques sépticos, queda la sensación que nuestro Gobierno Local como que intenta zafarse de la responsabilidad que le corresponde. 

Esta no es solo una tarea de los vecinos, la Municipalidad tiene una altísima cuota de responsabilidad. Queda la sensación que a nivel de comunicación, estrategia y cercanía con las Asociaciones de vecinos de dicha zona, se pudieron hacer de una mejor manera para el bien de toda la comunidad.

Ojalá que cuando la Municipalidad de Belén levante la bandera por causas ambientales realmente la aplique a cabalidad y que no suceda que lo bueno que hace con una mano lo borre con la otra.

Anterior Basura de Belén no se depositará más en relleno de La Carpio
Esta es la Publicación más Reciente.

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *