Municipalidad de Belén recibe la calificación número 42 por parte de la Contraloría


Resultados obtenidos por la Municipalidad según la evaluación del IDR.
  • Calificación se desprende del Índice Institucional de Cumplimiento de Disposiciones y Recomendaciones 

Jennifer Castillo Torrez, Roberto Rodríguez Sánchez

[email protected]

La Municipalidad de Belén obtuvo una calificación de 42, de acuerdo al Índice Institucional de Cumplimiento de Disposiciones y Recomendaciones (IDR). Este es desarrollado por la Contraloría General de la República, la cual se basa en los informes de fiscalización en el periodo 2018-2019, y los avances logrados hasta el 31 de junio del año en curso.

La nota recibida por la corporación municipal local la posiciona en el lugar 24 del grupo institucional al que pertenece.

El IDR es un instrumento que muestra la calificación de instituciones según el grado de atención de las disposiciones y recomendaciones emitidas por la Contraloría General. Esta tiene como finalidad medir la eficacia, eficiencia y gestión. 

Además, la Contraloría insta a la Municipalidad a considerar dichos resultados e identificar en su caso particular las circunstancias que prevalecieron, dar continuidad a las acciones que han impactado positivamente en sus avances y ejecutar estrategias que le permitan mejorar en su gestión de los servicios públicos que presta; así como valorar los resultados de otras instituciones con el propósito de articular esfuerzos que favorezcan la transferencia de aprendizaje y de prácticas exitosas 

Para el desarrollo de la metodología, la Contraloría realizó un un proceso de validación con las instituciones, cuyas observaciones fueron analizadas por el Área de Seguimiento de Disposiciones, y se incorporaron los ajustes procedentes.

Reacciones

Para Luis Rodríguez, regidor propietario, le llama la atención que el Gobierno Local está por debajo del promedio de municipalidades como San Carlos, la cual el año pasado tuvo una evaluación similar y logró duplicar su nota este año.

“No es imposible tener una mejoría y propuso que en 30 días plazo se presente una propuesta de cómo vamos a mejorar ese índice de cumplimiento para el próximo año, según la Ley de Control Interno”.

Al regidor suplente, Ulises Araya, por su parte, le preocupó que “somos la quinta institución pública que menos cumple con la auditoría, solamente superados en deficiencia en esta materia. Es un tema bastante incómodo, pero en estos 6 meses cuando salen informes de seguimiento de recomendaciones, nos topamos que el promedio es 80 % de incumplimiento”.

“Debemos sentarnos como Concejo con la Administración de la forma más proactiva, pero exigir que paremos esto, porque es algo que se viene arrastrando desde Concejos anteriores. Cuando hay incumplimientos de recomendaciones de la Auditoría se toma un acuerdo de 30 días de cumplimiento, la Secretaría del Concejo a los 30 días nos recuerda que el acuerdo está pendiente y no pasa nada. Se debe poner un final para que se cumplan todos los informes de Auditoría”, acotó Araya.

Para la regidora propietaria, Marían Antonia Castro, la Auditoría es un departamento técnico que hace recomendaciones amparados a la Ley de Control Interno. Manifestó que “parece que las sugerencias para mejorar control interno y los riesgos en la institución son ataques. Este es un informe sobre el no cumplimiento de los informes de Auditoría, que es un departamento técnico y debe respetarse”.

De acuerdo al Alcalde Municipal, Horacio Alvarado, la Administración sigue asumiendo las responsabilidades. Añadió que la Contraloría dice que falta documentación que no se ha presentado o se presentó tarde, no dice que las finanzas andan mal.

“Somos una de las mejores municipalidades en el manejo financiero y nadie menciona nada. La Municipalidad de San Carlos tiene un departamento impresionante para realizar las mejoras que solicita la Contraloría. Nosotros no tenemos a nadie”, argumentó Alvarado.

Agregó que “una de las mejoras puede ser una reestructuración que ha venido gestionando desde el 2007 y no se ha hecho. Tenemos un compañero con una incapacidad y no pudo brindar información a la Contraloría y no sabemos cuándo regresa”.

Para el Presidente Municipal, Eddie Méndez, no puede ser posible que porque un funcionario está afuera no se pueda enviar la información a la Contraloría, otra persona funcionaria debe tener la información y suministrarla.

Además, invitó “a traer el tema de reestructuración para volver a discutir y reacomodar a los funcionarios y evitar que no suceda esto”.

El Concejo Municipal acordó considerar los resultados emitidos por el IDR y solicitar al Alcalde Municipal que en un plazo de 30 días se presente un plan de acción de cómo mejorar el índice de cumplimiento para el próximo año.

Anterior Belén cuenta con 66 dispensadores de agua potable
Siguiente La Asunción con corte parcial de luz este 16 de diciembre

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *