Muni cerca de finalizar expropiación de terreno frente a Fico


Este terreno se convertiría en un pequeño parque lineal
  • Idea surgió del interés de los hoy expropiados

Redacción El Guacho

La Municipalidad de Belén se encuentra cerca de concluir de manera exitosa la expropiación de un pequeño terreno ubicado frente al Deposito San Antonio. El proceso se había iniciado desde el pasado 12 de marzo del 2019, cuando el Concejo Municipal declaró de interés público la propiedad que ahora pasará a formar parte de los terrenos municipales.

Al procedimiento administrativo únicamente le faltaba enmendar unos datos solicitados por la notaria del Estado, relacionados con las partes del terreno y sus propietarios. Dichos detalles fueron finalmente subsanados tras el Concejo Municipal aprobar un acuerdo solicitado por la alcaldía en la sesión ordinaria del pasado 17 de marzo.

Otra vista del lote expropiado
Propietarios pidieron la expropiación

Según el informe técnico DTO-020-2019, la intención de los ahora ex propietarios de terreno: Misael Murillo Barboza, Gerardo Murillo Barboza y Minor Francisco Murillo Núñez nació tras la gran inundación del 2007, cuando el río Quebrada Seca provocó calamidades a numerosas familias de nuestra comunidad.

Dentro de las propiedades afectadas tras la inundación estaba la de Misael, Gerardo y Minor, quienes inclusive se vieron obligados a demoler la casa que se encontraba en el lote. Se trataba de una choza antigua de adobe y bahareque.

La propiedad además se vio reducida tras las obras que se desarrollaron por parte de la Municipalidad en aquel año, para ampliar el cauce del río tras las recomendaciones dadas entonces por la Comisión Nacional de Emergencias.

Tras perder entonces una parte del terreno que se convirtió en el lecho del río, el lote quedó dentro del área de protección, imposibilitándolo para realizar cualquier nueva construcción en el lugar.

En una nota remitida a la Alcaldía el 28 de junio del 2016, los Murillo solicitaron que la Municipalidad de Belén les pudiera comprar el terreno, dado que afirmaron que existió un compromiso de la Municipalidad cuando ocurrió la tragedia del 2007. Por un lado, ellos aceptaron botar la casa para que la maquinaria municipal accediera al río por medio de su propiedad, y a cambio el municipio les compraría el terreno.

Así las cosas, el Alcalde giró el memorando AMB-M-259-2016 de fecha 8 de julio de 2016 a la Dirección del Área Técnica Operativa para iniciar las gestiones que finalmente concluirán en feliz término tanto para los Murillo como para el Municipio, que ahora podrá hacer un pequeño parque lineal que servirá para regenerar ambientalmente el lugar,  según consta en el informe técnico DTO-020-2019.

 

Anterior 330 casos confirmados de COVID-19, 2 de ellos en Belén
Siguiente Al día de hoy Costa Rica suma 375 casos positivos de COVID-19

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *