febrero 20, 2024
"¿Hablaron con los vecinos de La Gruta? A nuestras puertas no tocaron, podríamos suponer temor", afirma la autora.

"¿Hablaron con los vecinos de La Gruta? A nuestras puertas no tocaron, podríamos suponer temor", afirma la autora.

[email protected]

Entre 1492 y 1789 sucedió un fenómeno histórico en pueblos germánicos y anglosajones: la cacería de brujas. Miles de mujeres fueron ejecutadas por practicar “brujería”. Las acusaban de ejercer medicina, adivinación y alquimia. La cacería de brujas fue uno de los crímenes más detestables y la vergüenza más profunda de la civilización occidental.

“La Bruja” pasó de ser un calificativo para mujeres a las que se les tenía miedo a convertirse en un insulto misógino que se da a las mujeres que no se conforman con lo  establecido, luchan por sus derechos y que no dependen de un hombre para salir adelante.

La destrucción de la naturaleza nunca es para bien. A la luz de la fe, muchos profetas coinciden en sus enseñanzas: la importancia del cuidado y la protección de la tierra. La Biblia en el salmo 115: “Los cielos le pertenecen al Señor, pero a la humanidad le ha dado la tierra”. Referencia a la responsabilidad del ser humano con el medio ambiente y su papel de cuidador. En el budismo la naturaleza no es algo externo al ser humano, sino parte de él y de su devoción, el islamismo prohíbe la contaminación del medio ambiente, con el fin de proteger y preservarlo, y así la lista continua.

El balance armónico entre los seres vivos y el entorno biológico debe ser prioridad para  nuestro cantón. Con base al artículo 25 de la Declaración de Derechos Humanos “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar” Podemos afirmar que es un derecho humano la salud y el bienestar de las personas y no es posible sin la naturaleza.

Mismo como opinan de brujas, se escucha de vampiros ambientales, descritos como individuos que actúan a la sombra de sus intereses egoístas y populistas, caracterizados por masculinidades tóxicas, idolatría al dinero y al poder, fascinación excesiva por la destrucción del medio ambiente, cuenta cuentos de verdades a medias.

¿Hablaron con los vecinos de La Gruta? A nuestras puertas no tocaron, podríamos suponer temor. Hablar con una mujer sola, ávida lectora y con una residencia bien ubicada pone a temblar el falso “yo grandioso” de cualquier vampiro ambiental.

Cuando se omite la verdadera historia de La Gruta y silencian las voces de sus vecinos, es imposible afirmar que se habla en nombre de los habitantes de La Asunción.

 

Como escribe Francisco de Quevedo:

 «Que pues doblón o sencillo

hace todo cuanto quiero, poderoso caballero

es don Dinero.»

 

*Egresada de Saint Margaret High School.

Bachiller en Educación Preescolar – UAM

Bachiller en Psicología – Universidad Politécnica Internacional.

Cursando Licenciatura en Psicología – Universidad Politécnica Internacional.

Egresada del TEC en Gerencia de proyectos.

Certificada en la Declaración Universal de Derechos – Jóvenes por los Derechos Humanos Costa Rica.

Certificada en Neuroanatomía – Consultoría de Desarrollo Humano y Psicología. 

Certificada en alemán – Goethe-Zertifikat A1

Pasante en el Ministerio de Cultura y Juventud – Psicoeducación en temas de violencia de género, nuevas masculinidades, vínculos afectivos y Derechos Humanos desde el enfoque psicológico centrado en soluciones.

Vecina de Calle de la Gruta, La Asunción de Belén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *