El Santuario se convertiría en el primer Parque Natural Urbano de Belén


“El Santuario”, nombrado así por la comunidad, se convertiría en el primer Parque Natural Urbano de Belén.
  • Esta nueva modalidad posibilitará conservar y regenerar los ecosistemas boscosos altamente amenazados por el crecimiento urbano desplanificado

  • Es una oportunidad para dinamizar la economía local con fuentes de empleo ligadas al turismo ecológico

Manuel Zumbado Corrales

[email protected]

El pasado 24 de febrero, en sesión de Comisión de Obras y Asuntos Ambientales se presentó el avance en el proyecto que pretende crear un corredor biológico en las zonas de protección del Ojo de Agua, iniciativa comunal liderada por la Asociación para el Desarrollo Integral de Calle La Labor (APICAL).

Anteriormente el Concejo Municipal tomó los acuerdos necesarios para proceder a adquirir terrenos en la zona colindante a esta naciente de gran importancia para todo el país. El AyA también ha mostrado interés en adquirir terrenos para la protección del recurso hídrico en esta zona de vulnerabilidad. 

La Comisión de Obras y Asuntos Ambientales acordó declarar Parque Natural Urbano (PANU) al proyecto presentado por APICAL, luego de la exposición presentada por vecinos integrantes de la asociación. 

Este nuevo tipo de área protegida, llamada Parques Naturales Urbanos (PANU), es el único tipo de área protegida orientada a entornos urbanos, desde que se crearon dichas áreas de protección hace casi 60 años. Además es una vía para capturar carbono, estimular la recreación y el ecoturismo, propiciar la conectividad biológica con la trama verde citadina y sus ríos, y prevenir desastres naturales.

Los PANU servirán para rescatar y regenerar el remanente de Bosque Húmedo Premontano, el cual es la vegetación presente en los ecosistemas del Valle Central y uno de los más alterados y reducidos. Se estima que se conserva tan solo el 1,75% (9 mil hectáreas) de su cobertura original.

Belén no ha sido ajeno al beneficio de promover estos espacios de conservación. Ejemplo de ello es el caso del Parque Ambiental de la Asunción, adquirido gracias al Fondo para el Pago de Servicios Ambientales de la Municipalidad de Belén. 

Esto abre la posibilidad para que nuestro cantón se convierta en un referente a nivel país en la regeneración y la conservación de los remanentes de bosque que aún existen. Este tipo de ecosistemas prestan servicios ambientales fundamentales a la sociedad, como lo es la captura de carbono, regulación de temperatura, protección del recurso hídrico, mejoras a la salud física y mental, entre otros.  

Estas áreas de conservación tienen, además, el potencial de convertirse en atractivos eco-turísticos de importancia, permitiendo la dinamización de la economía local por medio de actividades productivas de bajo impacto. 

Asimismo, la nueva categoría de áreas protegidas PANU permitirá incluir propiedades privadas de manera voluntaria y brinda la posibilidad que los gobiernos locales generen incentivos para los poseedores de las tierras bajo esta nueva categoría de protección. 

Anterior Belén Cletea llama a la sana convivencia entre ciclistas y vehículos en carretera
Siguiente Municipalidad pierde juicio y tendrá que pagar más de ¢122 millones a dueños de Finca Los Sánchez

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *