Calles belemitas cuentan con pantallas que miden la velocidad de los vehículos


La pantalla muestra la velocidad a la que pasa el vehículo.

 

  • Medida se toma para hacer que los conductores se mantengan dentro del límite de velocidad permitido.

  • En cada distrito se instaló un equipo.

 

Roberto Rodríguez Sánchez

[email protected]

Desde más de un mes, cada vez que un conductor pasa al frente de la antigua arrocera es sorprendido por una pantalla que determina su velocidad. A veces sale una luz verde, indicando que se encuentra dentro del límite de velocidad, otras veces una roja diciendo todo lo contrario.

Dicha pantalla se trata de un radar pedagógico solar (también llamado radar educativo solar). Como este, se instalaron otros dos en el cantón. Uno se encuentra al costado norte del vivero Las Orquídeas, en La Asunción, y el otro 400 metros este de la Virgen de Fátima, en Barrio Fátima.

De acuerdo a Luis Daniel Vargas Ramírez, de la Unidad de Bienes y Servicios de la Municipalidad, los equipos cuentan con un sistema láser que analiza la velocidad a la que circula un vehículo a una distancia de hasta 300 metros; además, funcionan con 12 V, tienen una batería y un panel solar.

“Utilizando una fórmula de velocidad y desplazamiento en una distancia determinada, procede a mostrar en un panel led la velocidad en  kilómetros por hora y almacena los datos en la plataforma de administración de los dispositivos”, detalló.

Dichos aparatos se instalaron en el marco del proyecto  “Belén Ciudad Inteligente” y pretenden concientizar a los conductores para disminuir la cantidad de vehículos que sobrepasan el límite de velocidad permitido. 

Asimismo, Vargas agregó que estos dispositivos permiten generar “estadísticas muy importantes para la toma de decisiones respecto al tráfico vehicular, tales como: conteo de vehículos, velocidades promedio, rangos horarios en que mayormente se sobrepasan los límites de velocidad, horarios más adecuados para intervenir con trabajos en la vía, y puntos de comparación para determinar el impacto en el tiempo de cualquier proyecto que se relacione al tráfico de vehículos”.

Para Edgar Quirós Murillo, taxista con más de 20 años, la medida es importante para empezar a educar a la gente, ya que en Costa Rica se carece de educación vial. “Algunos se asustan porque creen que hay una cámara detrás tomandoles foto a la placa, por ese motivo bajan la velocidad. ¡Realmente la bajan! Pero hay quienes ni se fijan y ni los han vistos. El impacto sería mayor si las calles tuvieran una buena demarcación, porque no hay, y si la hubo, ya está borrada”, detalló.

Los equipos requieren de mantenimiento preventivo cada seis meses, mantenimiento correctivo cada vez que sea necesario y tuvieron un costo de adquisición que rondó los $4.300. Asimismo, son un complemento para las soluciones de cámaras de vigilancia, luminarias solares y demás equipos tecnológicos.

El proyecto  “Belén Ciudad Inteligente” pretende hacer de Belén una urbe, en la cual los ciudadanos tengan soluciones que combinan tecnología y otras especialidades que les permitan mejorar la calidad de vida, para ello trabajan interdisciplinariamente varias unidades de la Municipalidad.

Anterior Colegio Técnico Profesional entrega nuevo paquete de alimentos
Siguiente 6 nuevos positivos de COVID-19 total país llega a 903 casos

1 Comentario

  1. mayo 21, 2020
    Responder

    Deberían tener realmente una cámara para capturar la placa y enviar una multa al dueño del vehículo la puede salir en el marchamo, después de haberla enviado por correo

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *