Belén ya cuenta con un registro de su patrimonio arqueológico


Piezas arqueológicas encontradas en los terrenos en donde se construyó Intel. Cortesía La Nación

Ulises Araya Chaves

ulises.araya@periodicoelguacho.com

Belén ya cuenta con un registro de su patrimonio arqueológico. Se trata de una recopilación de datos sobre imágenes y objetos arqueológicos hallados en nuestra comunidad, que datan de hasta 3000 años de antigüedad.

Esta investigación fue llevada a cabo por el gestor cultural Juan Carlos Murillo Sánchez, quien presentó los resultados el pasado 1 de noviembre en el Salón Ángel San Casimiro.

El proyecto de nombre “Fortalecimiento del Acervo Cultural Belemita”, fue uno de los ganadores de los fondos concursables para el desarrollo artístico del cantón 2018, en la categoría de investigación.  Según Murillo, el proyecto se planteó con el propósito de recopilar la información de estudios y artículos arqueológicos producto de los hallazgos realizados por arqueólogos del Museo Nacional en nuestro cantón.

El rescate de nuestro patrimonio

Para Juan Carlos Murillo, es fundamental que las y los belemitas conozcan sobre sus raíces precolombinas. Afirma que es realmente poco lo que se conoce en la actualidad sobre esta etapa histórica de nuestro territorio.

“La época precolombina de Belén y su riqueza arqueológica ha pasado desapercibida para la población belemita, a tal punto que existen diversos estudios académicos y técnicos acerca de hallazgos arqueológicos realizados en el cantón de Belén, cuyos resultados son desconocidos por la población en general y donde los objetos hallados se encuentran en algunos casos desde hace 20 años en bodegas del Museo Nacional” afirmó Murillo.

Huetares, los primeros habitantes de Belén

El Belén de hace 500 años atrás fue habitado originalmente por la cultura indígena huetar, fueron ellos quienes vivieron en estas tierras en la antigüedad, liderados por el legendario cacique Garabito.

“’Quienes habitaron las tierras donde hoy se asienta Belén, pertenecían al Reino Huetar de Occidente, liderados por el Cacique Garabito y se les ubica como habitantes de un asentamiento humano muy importante en el Valle Central, especialmente en el sector este de Belén”, relató Murillo.

Estos huetares nos dejaron una amplia variedad de restos arqueológicos, que son la principal forma de conocer sobre esta cultura precolombina. Dentro de estos restos no solo hablamos de herramientas o materiales de arcilla, en la investigación de Murillo se recopilaron los descubrimientos de un gran asentamiento humano en los terrenos donde hoy se encuentra Intel.

“En el sitio denominado “La Ribera” donde hoy se ubica Intel, existió un sitio habitacional de unas 20 hectáreas, comprobándose la existencia de un asentamiento humano de gran desarrollo socioeconómico, agricultura, producción de textiles y redes comerciales”, comentó Murillo.

 

Anterior Informe financiero del Partido Acción Ciudadana
Siguiente Blade Runner llega este martes a RetroSpectiva

No Hay Comentarios

Deja un comentario