Bar La Belemita: una cantina que guarda la esencia de pueblo


Oscar Venegas, actual administrador del Bar La Belemita.

Redacción El Guacho

[email protected]

Las cantinas son un elemento esencial en un pueblo. En estos lugares se encuentran los parroquianos para hablar de política, fútbol, familia, trabajo y todo un sinfín de temas.

En Belén, aún subsisten lugares que rescatan y conservan a la tradicional cantina. Aquella donde se puede ir a tomar algunos tragos o cervezas en compañía de buenos amigos y, de paso, comerse unas ricas bocas.

En nuestro pueblo, uno de los sitios más emblemáticos es el Bar La Belemita, ubicado en el corazón de San Antonio. Acá la camaradería, el vacilón, la buena charla y hasta el desahogo está permitido.

“La esencia de este bar es que somos un centro donde se reúnen todos los autóctonos del pueblo. Desde los señores mayores hasta los jóvenes, los que vienen de paso, somos un punto de referencia en todo el cantón”, comentó Oscar Venegas, actual administrador.

Venegas, también conocido como “Ratón”, suma 15 años al frente de La Belemita, por sus venas, corre la sangre de una familia que históricamente se ha dedicado a atender este tipo de negocios.

Relató que su padre, Heriberto Venegas, al igual que sus tíos, Enrique, Olman y Manuel, fueron los pioneros de las cantinas en Belén.

La primera cantina administrada por esta familia fue “El Diamante”, que estaba diagonal al edificio de la Muni, donde hoy se ubica una zapatería. Posteriormente, se hicieron cargo de “La Colonial”, que se localizó al frente del Depósito San Antonio. Ahora con La Belemita se sigue esta tradición familiar.

“Aquí vienen todas las generaciones, desde el abuelo hasta el nieto, gente que toda la vida ha sido de Belén, vienen a conversar de todo un poco, se habla de los acontecimientos del pueblo, de todo, es muy bonito”, destacó Venegas.

Agregó que La Belemita ya se convirtió en todo un punto de referencia en San Antonio, a la vez que aclaró que es un sitio adecuado para tomarse algo, además de conversar y tertuliar un buen rato.

“Aquí es un negocio para sentarse, tomarse algo, se puede socializar, somos un lugar muy simbólico en Belén. Muchos de estos negocios se han perdido, todos los pueblos tienen sus cantinas”, confesó.

Entre los planes a futuro de Venegas está el de mantenerse como una cantina tradicional de pueblo: “aquí los más bonito es conocer y aprender de la gente, hay sabiduría, yo disfruto de lo que me enseñan todos los días”, agregó.

La Belemita abre desde las 11:00 de la mañana hasta las 12:00 de la noche, los viernes, sábados y domingos hay karaoke en las noches.

ratonera.png

Anterior Controversia entre funcionarios, Alcaldía y Concejo por nuevo edificio municipal
Siguiente Peligro en las cercanías del Ebais de La Ribera, por falta de aceras

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *