Festival Fabián Dobles se llenó de alegría, color y música


Algunas integrantes del Taller de Danza Folclórico Costarricense

Isabel Hernández

Isabel.hernandez@periodicoelguacho.com

En el marco del IX Festival Fabián Dobles,  la Asociación Cultural El Guapinol deleitó a la comunidad belemita y honró la memoria de una de las figuras más sobresalientes de este cantón, por medio de literatura, pintura, danza y música.

El lugar estaba lleno y la literatura fue la primera en hacerse sentir la noche del viernes 25 de agosto, pues la actividad inició con el cuento El perro gavilán, narrado de forma genial por Xinia Vargas. Seguidamente, Tatiana Navarro declamó varios poemas de Fabián Dobles, con lo cual transmitió al público el sentir de este escritor.

Más adelante, por primera vez, se ofreció un espacio para que artistas del cantón presentaran sus cuadros inspirados en el libro Historias de Tata Mundo. Entre los expositores se encontraban Ana Celia González Valerio, Ilyana Fernández Povedano, Isabel Hernández González y Esteban Carballo Herrera, todos estudiantes del curso de pintura y dibujo que ofrece El Guapinol.

Seguidamente, quienes asistieron disfrutaron de otro bloque de literatura, en el cual Esmeralda Zamora mostró sus habilidades al narrar el cuento La lapa y ponerle ese sabor propio. De igual forma, Ronald Díaz contó El trueque y también supo capturar la atención del público.  

Minutos más tarde, el escenario se llenó de color y movimiento con la excelente presentación de un  grupo compuesto por varias niñas y un niño, que demostraron su gran talento para el baile. Estos integrantes del Taller de Danza Folclórica consiguieron la admiración del público.

Ángel Zamora deleitando al público con su guitarra

Posteriormente, Ángel Zamora cantó y tocó la guitarra con ese sentimiento que siempre logra transmitir a quienes lo escuchan. Le siguió la entrega de reconocimientos a todas las personas que colaboraron en el festival.

Para finalizar, el cantautor Dionisio Cabal, entonó varias canciones de su repertorio y cerró con aquella que escribió para su amigo Fabián Dobles, con lo cual conmovió al público e hizo sentir la presencia de este gran escritor en el lugar.

Luego de este momento tan especial, la hija de Fabián aprovechó para expresar el significado que tiene este Festival para su familia, y agradecer a todos los asistentes.

Anterior ¡Cien años no es cualquiera!
Siguiente Obra de teatro revive anécdotas y personajes del cantón

No Hay Comentarios

Deja un comentario