Nubes de polvo atentaron contra la salud de vecinos de La Ribera


En la foto, así lucían los movimientos de tierra en la finca Los Mangos.
  • Situación se ha experimentado desde hace más de un mes.

Roberto Rodríguez Sánchez

[email protected]

La salud de vecinos de La Ribera ha sido afectada por nubes de polvo de hasta 30 metros, provenientes de la construcción del proyecto urbanístico Condominio Horizontal Urbanización La Arboleda, la cual se lleva a cabo en la antigua finca cafetalera conocida como Los Mangos.

Los vecinos, tanto de La Ribera como de la Urbanización Zayqui y el Residencial Belén, han solicitado a la Municipalidad, el Ministerio de Salud y la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) la intervención del proyecto, debido a que está impactando la salud física y emocional de la población; así como sus rutinas diarias.

“Esto es un problema de salud pública. Hay vecinos que lloran por la forma en que están siendo destruidas las casas. Nuestras amas de casa están agotadas, porque es tanto el polvo que no dan abasto”, comentó una vecina afectada en la presentación del informe de labores de la Municipalidad, el 26 de marzo de 2019 en el salón comunal de La Ribera.

La problemática inició hace un mes cuando empezaron los movimientos de tierra. Al inicio, quitaron las matas de café y, hace dos semanas, cortaron los árboles de mango. Asimismo, varias veces se han visto a  las vagonetas transportar el material sin las lonas estipuladas por la reglamentación, lo que agudiza el problema.

“Nosotros como vecinos estamos desesperados, no sabíamos nada. Sí se oían rumores de que en algún momento iban a desarrollar el área, pero nunca se nos informó cuándo iban a iniciar con las labores. La empresa urbanizadora no entabló comunicación con nosotros”, mencionó Flory Barquero, vecina de La Ribera.

“Hemos estado un mes durmiendo, amaneciendo con polvo todo el día. Incluso los domingos porque dejaron todo en tierra”, acotó Barquero.

Además, la problemática ha impactado los bolsillos de la gente, debido al incremento en el consumo de agua y electricidad; por otro lado, en algunos casos deben de pagar horas extra a las personas que colaboran en las casas.

Inconsistencias

A pesar de las quejas de los vecinos, en el Ministerio de Salud informaron en un principio que encontraron todo en orden, aunque evidenciaron varias inconsistencias en el proyecto que no se ajustan al Plan de Gestión Ambiental, para lo cual generarían un informe y girarán la orden sanitaria, en caso de que la empresa no acate las recomendaciones.

Entre las inconsistencias destacan el mal manejo del polvo, la ausencia del regente ambiental que debe permanecer en el proyecto a tiempo completo y de una oficina que funcione como medio para acercarse a la comunidad.

De acuerdo a Esteban Ávila, inspector de la Unidad de Ambiente de la Municipalidad, se han estado haciendo las gestiones y realizarán las denuncias del caso ante las instancias correspondientes, las cuales podrían demorar hasta un mes en ser resueltas.

Asimismo, comentó que si la empresa constructora debe incrementar el número de tanquetas de 2 a 6, indistintamente del costo adicional que significa para la obra.

Por otro lado, el representante de la Municipalidad informó que hablaría con los personeros de la empresa para tomar decisiones al respecto, y que no tienen conocimiento del acarreo de material sin lonas. Una vez esto sea determinado, sancionarán a la empresa responsable.

El 30 de marzo, la empresa constructora decidió poner sarán sobre el suelo descubierto. Esta medida ha disminuido la cantidad de polvo que llega a las casas y comercios aledaños al proyecto.

El Condominio Horizontal Residencial La Arboleda

El proyecto urbanístico en cuestión tiene un área urbanizable de 100.427,51 metros cuadrados, donde se pretenden poner en venta 300 fincas filiales residenciales y será desarrollado en una sola etapa en un período constructivo de aproximadamente 36 meses.

La empresa Urbanización Montebello S.A. es la encargada del proyecto, el cual recibió la viabilidad ambiental por parte de la SETENA, en el 2016, bajo el expediente administrativo D1-16149-2015-SETENA.

Según la Resolución Nº 1108-2016-SETENA, el proyecto tiene un costo de $5.300.000 y sus inversionistas debieron depositar una garantía ambiental de $53.000 a las cuentas del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

El agua será abastecida de un pozo con capacidad de 22 litros por segundo (l/s), el cual es superior a los 4,6 litros por segundo que se estima demandará la urbanización una vez esté construida.

Asimismo, debe contar con sistemas pluviales y sanitarios con sus respectivas tuberías de conducción, planta de tratamiento de aguas residuales, laguna de retardo, con desfogue pluvial y sanitario hacia el río Quebrada Seca.

 

Anterior Agua de piscinas de Ojo de Agua dejarán de fluir continuamente
Siguiente Polvo, polvo y más polvo

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *