Movimiento Juvenil Belemita cumple 50 años


De izquierda a derecha, Juan Luis Villegas, Eduardo Zumbado, Rosario Zamora, Nuria Villegas, Ana Vargas, Edgar Alvarez, Inés Villegas, Cali Zumbado, Zaida González, Martina Arroyo, Lorena Vargas, Xinia Segura, Francisco Rodríguez (dos de las integrantes no se pudieron identificar porque su rostro está cubierto).

 

  • Esta es la primera agrupación juvenil en Belén de la que existen registros

 

Roberto Rodriguez Sanchez

Isabel Hernandez Gonzalez

[email protected]

 

El 14 de diciembre del 2019, el Movimiento Juvenil Belemita cumple 50 años de haberse creado, y como homenaje a esta agrupación que tanto aportó al cantón, les traemos su historia, gracias a los aportes de Eduardo Zumbado y María Luz “Marilú Luly” González Murillo, además de Juan Carlos Murillo, quien facilitó las fotos.
Desde mitad de los sesenta, con la creación el Liceo Regional de Flores, se dio un incremento en los estudiantes que salían del sexto grado e ingresaban al colegio. En ese momento, se empezó a dar una camaradería entre los muchachos belemitas que estudiaban en San Joaquín.
“Había un contacto con el movimiento Nacional de Juventudes en aquella època. Un grupo de amigos liderado por Gerardo Peraza, decidimos hacer un grupo. Nos reunimos la primera vez en lo que es hoy el edificio Ángel Sancasimiro, que en la época había una especie de salón de actos. Hicimos una convocatoria a través del cura, y llegó una cantidad importante de gente. En ese momento, reunir a 40 50 muchachos no era fácil. Un 12 de diciembre de 1969 se funda el Movimiento Juvenil Belemita”, nos contó Eduardo Zumbado.

 

Ejes de trabajo

El grupo trabajó cuatro vertientes de acción: Actividades Sociales, Actividades culturales, actividades litúrgicas y actividades deportivas. “Hacíamos campeonatos de fútbol, exposiciones de pinturas. Participamos en los reinados para el día de San Antonio, en el Corpus Cristi, teníamos un grupo que adornaba las calles”, mencionó Zumbado.

Por su parte, María nos habló sobre las actividades artísticas que hacían: “Hacíamos obras de teatro de algún tema en especial que pasaba en el pueblo como cuando queríamos echar la Ortho. Todo el mundo participó. Teníamos un grupo de baile de las mujeres, nos presentábamos donde nos invitaran”.
“Siempre nos dejaban ir a las mujeres a las actividades del Movimiento, pero había que hacer el oficio antes de salir. Mis amigas me esperaban para ir a la reunión. Convivíamos, los compañeros entraron a la universidad y llegaron con otra ideología, ya eran un poco más en contra, más rebeldes. Nos traían muchos profesores de la universidad, psicólogos para que nos dieran charlas. Aprendimos muchísimo”, agregó Luly.
El hecho de que el grupo apoyara tantas áreas, hacía que, por ejemplo, los grupos culturales fueran a animar a los grupos deportirvos que participaban en los juegos nacionales, era una sinergia muy bonita la que existía en el Movimiento.
Según nos contó Eduardo, por el año 73 salió el grupo que fundó la Asociación El Guapinol. “Algunos miembros tomamos la Asociación De Desarrollo Comunal de Belén, éramos muchachos que rondábamos los 22 24 años, le dimos un golpe de Estado a los mayores del pueblo, entre ellos mi papá Ignacio Zumbado, mi tío.
Alrededor del 73-74 se da una escisión del grupo que funda el Grupo El Guapinol como un grupo  más ideológico, más político. Hicimos un periódico, el cual fue el primer periódico belemita” relató en referencia al periódico El Guapinol.

 

Un semillero de trabajo comunal

«Los que pertenecimos a ese grupo nos quedó las espinita de trabajar por la comunidad, a muchos. En algo estamos la mayoría, o tienen un equipo de fútbol, o trabajan en la escuela, en política, religión, arte. Algo nos quedó, porque fue como un despertar de toda la juventud que nos hizo muy bien. Fomentamos la semillas de que la organización que algunos que estuvieron en el grupo El Guapinol fueron quienes fundaron la Cruz Roja, otros estuvieron en la Asociación de Desarrollo Comunal, Comisión de Instalaciones Deportivas cuando se hizo el Polideportivo, otros en la organización política del cantón, la fundación del PIBE”, señaló Zumbado.
Según explicó el ex tesorero del grupo, “El movimiento Juvenil belemita fue el embrión primario de esos grupos organizados. Obviamente que muchos otros que no fueron parte de esos grupos también se aliaron y surgieron otros grupos por su semilla del amor por el trabajo comunal. Fue el caldo de cultivo para que se diera una transformación en Belén”.

 

A continuación más fotografías del movimiento Juvenil belemita:

 

Anterior ¿Conoce usted las sindicaturas que se elegirán en febrero de 2020?
Siguiente US$44,000 se sumarán a la inversión social que realiza Cargill en el país

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *