mayo 21, 2024

Algunas de las personas integrantes de Defensores de la casa común. De izquierda a derecha: Laura Garrigues, Francisco Villegas, Marcela Vásquez, Héctor Guzmán y Patricia Sánchez.

  • Surge nueva organización ambientalista en Belén

  • Grupo se fundó al calor de la lucha por la protección del principal bosque del cantón en La Asunción

 

Manuel Zumbado Corrales
manuel.zumbado@periodicoelguacho.com

 

Al calor de las contradicciones del desarrollo constructivo que ha experimentado Belén en los últimos años, surgió recientemente la organización “Defensores de la casa común”, nombre tomado a partir de la Encíclica Papal Laudato Sí, y de la Carta de la Tierra.

Según integrantes de la organización, el fundamento de ambos documentos versa sobre que “todos los seres vivos habitamos una misma casa. El respeto por los derechos humanos y por la Madre Naturaleza, nuestra casa, es fundamental para conservar la paz social y la sobrevivencia de todos”.

Este grupo ambientalista ha irrumpido con fuerza en la discusión sobre la pertinencia o no de que la Municipalidad entregue los permisos constructivos a un nuevo condominio denominado Lagos de Belén, en el conocido bosque de La Negra, en las inmediaciones de La Gruta de La Asunción.

Según Patricia Sánchez Lurueña, vecina de Calle Zumbado y dirigente de la organización, el grupo: «nació ante la urgencia de impedir los permisos de una ciudad residencial para mil habitantes en Finca La Negra, ubicada en La Asunción. El territorio que se pretende pavimentar es vecino del río Bermúdez y es una zona muy rica en manantiales quebradas y vida silvestre, rodeada de pequeños barrios con calles estrechas y sin salida que no soportaría el impacto ambiental y vial por la circulación de miles de vehículos que saldrían de este megaproyecto urbanístico, especialmente por Calle Zumbado”, denunció Sánchez.

 

“Recolección de firmas contra moles de concreto”

Consultada sobre las formas en que se han venido organizando, Sánchez nos cuenta que en diciembre anterior recogieron cientos de firmas por todo Belén para hacer consciencia de los errores legales que contienen los informes que pretenden justificar la entrega del permiso de disponibilidad de agua al proyecto Manantiales de Belén.

“Tenemos poco tiempo de existir, pero hemos empezado con fuerza, organizados en comisiones. Por el momento estamos concentrados en evitar que se construya esa gran urbanización y para ello hemos recogido cientos de firmas de la comunidad en cartas dirigidas al Concejo Municipal de Belén, hemos expuesto ante la Comisión de Obras las razones por las que nos oponemos a este descabellado plan de viviendas y hemos emprendido acciones legales”, destacó.

“En estos momentos nos avocamos a realizar una campaña informativa casa por casa y por las redes sociales sobre el tema. Luego, realizaremos otras medidas de presión y hasta acudiremos a instancias internacionales, si fuera necesario. No se pueden levantar moles de concreto sobre zonas protegidas, ni contaminar fuentes y cursos de agua, ni poner en riesgo la salud de los ciudadanos ni tampoco acabar con el principal biotopo del cantón de Belén”, mencionó.

“Exigimos que se cumpla la legislación nacional. Tenemos la enorme ventaja de que los miembros de nuestro grupo son gente profesional y con oficios relacionados con cada uno de los tópicos del proceso urbanístico y el ambiente”, aseguró

Mensaje a los belemitas

Patricia aprovechó la entrevista con El Guacho para enviar un mensaje a las y los belemitas que deseen unirse a la causa de Defensores de la casa común, de igual forma invitó a reflexionar sobre la importancia que tiene hoy en día el involucrarse en la defensa del medio ambiente.

“Solo así, unidos, podemos enfrentar los constantes atropellos contra los recursos naturales. Con el paso de los siglos, hemos ido construyendo una sociedad cada día más agresiva, donde los fuertes intereses económicos manipulan a su favor leyes e instituciones que en principio debieran velar por la protección de nuestra casa común”, destacó.

Asimismo, añadió que: “Estos grupos de poder mediante tácticas subliminales, invisibles ante los ojos de las mayorías, han debilitado a las organizaciones sociales y ambientalistas hasta casi acabar con ellas. Hay que fortalecerlas y crear en la conciencia ciudadana la idea de que el tema socio ambiental es un asunto prioritario”.

“A los vecinos del cantón les invitamos a unirse a nosotros. La lucha por un mundo más habitable es no sólo muy reconfortante sino indispensable, más bien urgente, para garantizar calidad de vida a todos en esta nuestra casa común. El correo electrónico, trinchera en esta nuestra primera causa, es urbasno2023@gmail.com. Comuníquense con nosotros. Formen parte del grupo de ciudadanos conscientes. El cantón los necesita”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *