Consejo Municipal aprueba permisos de construcción para Condominio “Veredas de Belén” pese a ubicarse en “valle de inundación”


  • Técnicos e instituciones competentes sugirieron realizar más estudios técnicos en el lugar

Redacción El Guacho

[email protected]

En horas de la tarde del día de ayer, en la Sesión # ORD-09-2021 del Consejo Municipal, se discutió el informe de la Comisión de Obras SCO-09-2021. Dicho documento plantea la solicitud de aprobación de permisos de construcción para el condominio horizontal-vertical Residencial “Veredas de Belén”, presentada por la Sociedad Inmueble Santa Cecilia Pacoti S.A. para desarrollar la primera etapa del mismo. Tal desarrollo urbanístico se piensa construir al este contiguo al puente de entrada al Residencial Belén.

Dicho informe señala, que “…según el análisis desarrollado por la Unidad de Desarrollo Urbano” se recomienda la aprobación de la primera etapa constructiva del condominio: movimiento de tierra, obra de infraestructura, obras recreativas, edifico habitacional Torre A y planta de tratamiento”. Lo anterior, “…considerando que el proyecto cumple con todos los requisitos dispuestos en la Ley de Construcciones, su reglamento, Plan Regulador del Cantón de Belén, Reglamento para el otorgamiento de permisos de construcción de la Municipalidad de Belén, autorizaciones de las entidades públicas competentes y demás normativa que regula la materia urbanística del país”.

Sin embargo, desde diciembre del 2020 se ha discutido la viabilidad del proyecto. Lo anterior por cuanto dicha zona aparece como un “valle de inundación” del río Quebrada Seca tanto en el Plan Regulador del Cantón de Belén como en el Índice de Fragilidad Ambiental (IFA). Del mismo modo, técnicos e instituciones como la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) sugirieron realizar más estudios técnicos en el lugar.

Pese a las recomendaciones de la Comisión de Obras y de los técnicos que la componen, algunos regidores y regidoras se mostraron insatisfechos con el dictamen. Por ejemplo, Luis Eduardo Rodríguez, Ulises Araya (Suplente), Marjorie Torres (Suplente) y Maria Antonia Castro se mostraron a favor de solicitar más estudios técnicos en el lugar, con la intención de certificar que los bienes materiales y las vidas humanas que allí se asentarán no correrán peligro en el futuro. Por su parte, Zeneida Chavéz Fernández, Eddie Méndez y Minor José González Quesada, insistieron en la necesidad de aprobar los permisos, aún reconociendo ampliamente que existen dudas en torno a la viabilidad ambiental del proyecto. Incluso, el Ásesor legal del Consejo Municipal Luis Álvarez advirtió que si existían dudas razonables el proyecto no debería aprobarse.

Según establece la legalidad, cuando existan este tipo de dudas se debe invocar el principio “in dubio pro natura”. Este establece que cuando exista peligro o amenaza de daños graves o inminentes a los elementos de la biodiversidad y al conocimiento asociado con estos, la ausencia de certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces de protección. Es decir, que debe existir un estudio científico riguroso que certifique que en el terreno donde se piensa construir no van ocurrir inundaciones tal y como sucedió en el pasado.

Luego de más de una hora de discusión, el proyecto fue aprobado con tres votos a favor por parte la Regidora Chavéz Fernández, Méndez Ulate y González Quesada respectivamente.

Anterior Este lunes 8 de febrero rigen los cambios en la restricción vehicular
Siguiente Colegio Técnico Profesional ya cuenta con terreno para su futura sede

No Hay Comentarios

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *