Resurgen quejas por malos olores de El Arreo


Los problemas con los malos olores lo sufren los vecinos cercanos a esta empresa. (foto con fines ilustrativos)
  • Los afectados son los vecinos cercanos al bar El Guapinol e Intel

Redacción El Guacho

Las quejas por los malos olores que, aparentemente, emana El Arreo, en La Ribera, resurgieron de la mano de un grupo de vecinos, quienes aseguran estar muy afectados por el problema.

La situación se hizo evidente en junio, luego de que estos ribereños decidieran manifestarse en las afueras de El Arreo, después de que les cancelaran una reunión con responsables de dicha industria.

Los malos olores en este sector no son nuevos. El problema podría sumar al menos 30 años. Durante ese tiempo, se implementaron medidas preventivas; sin embargo, la fetidez se mantiene especialmente en época lluviosa y en las noches, según testimonios de los afectados.

La empresa mencionada se dedica a la producción y distribución de carne de res y cerdo, se trata de una división del Centro Internacional de Inversiones Sociedad Anónima (CIISA).

Jorge Quesada suma 40 años de vivir frente al bar El Guapinol. Relató que durante toda su vida ha tenido el problema de los malos olores en el vecindario, aseguró que en este invierno el asunto se ha puesto más hediondo.

Este ribereño describió dos tipos de olores, uno que es pura “mierda” y el otro que podrían ser desechos de huesos, “a veces se mezclan y en otras ocasiones se distinguen de manera separada”, agregó.

La situación se intensifica especialmente cuando llueve, en las noches y los fines de semana, “tipo 5:00 o 6:00 de la tarde ya huele y más tarde en la noche después de las 11:00 y hasta la madrugada, incluso los olores despiertan a la gente”, indicó Quesada.

Este afectado sostiene que la fetidez emana de la empresa El Arreo, “tenemos testimonio de los vecinos, incluso hemos ido a la calle aledaña a la empresa, a un costado de Intel, y ahí el olor es tremendo, se distingue mucho más cuando el viento corre de este a oeste”.

Quesada reveló que durante varios meses conversaron del problema con autoridades de la empresa, incluso intentaron reunirse pero no ha sido posible.

Para el jueves 15 de junio, estaba previsto un encuentro entre los afectados y la compañía, pero la cita fue cancelada, por lo cual un grupo decidió manifestarse en la entrada de El Arreo.

Víctor Azofeifa es otro de los que claman por este problema, contó que se creó un grupo de Whatsapp donde varios lugareños hacen sus reportes. En ese chat también participaron trabajadores de la empresa implicada pero ya se salieron.

Este vecino, ante la duda de que estos olores se emanen de El Arreo, se acercó a las instalaciones para constatar la fetidez. “Los olores son como de tripas expuestas, tipo osamenta, vísceras”, alertó.

Entre las acciones emprendidas figuran varias denuncias en el Ministerio de Salud interpuestas desde el 2008; sin embargo, es poco el avance en cuanto soluciones.

Esta es la calle aledaña a la empresa, cerca de este lugar emana la fetidez, según los afectados.

Posición de El Arreo

Por su parte, representantes de El Arreo contactados por El Guacho explicaron que han tendido puentes con los  vecinos y aseguran que están en contacto con los administradores de los condominios cercanos, además de facilitar líneas telefónicas para que los afectados se puedan comunicar.

“En nuestro caso nos dedicamos al procesamiento cárnico y tenemos procesos que generan emisiones las cuales son monitoreadas y controladas según la normativa nacional, cumplimos con los requisitos sanitarios que nos exige la ley y somos auditados frecuentemente por parte de las autoridades del Ministerio de Salud y del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA)”, indicaron.

La empresa argumentó que, “consideramos que podrían haber otros aspectos ajenos a nuestra empresa que podrían estar ocasionando el malestar”

El Arreo insistió en que dedican personal para monitorear y verificar la situación, “no podemos afirmar que los olores mencionados sean provenientes de nuestros procesos, es importante considerar en esta zona existen áreas residenciales, industrias, granjas avícolas y potreros con ganado que podrían generar malos olores”, aclararon.

Agregaron que en la zona de la planta hay residencias que manejan aguas negras, que hay fincas de ganado y de  aves, además de plantas de procesamiento de aves, adicional al  paso de vehículos con animales y de  aguas residuales y otros.

“Los responsables de monitorear y asegurar una operación adecuada de cada una de estas operaciones son las autoridades establecidas por la legislación”, recalcaron.

Finalmente la compañía manifestó que por obligación deben hacer análisis de las emisiones y estos reportes son enviados al Ministerio de Salud,  “nuestros procesos cumplen con los estándares establecidos. Durante los últimos años, hemos instalado biofiltros para el control de olores y sistemas de tratamientos de aguas y reciéntemente un biodigestor que reduce o elimina emisiones de carbón, olores y elimina contaminantes químicos y bioquímicos del agua”, finalizaron.

Anterior Factores políticos limitan manejo integrado del Quebrada Seca
Siguiente Rafael Ángel Pérez Córdoba: el corredor con una gran sensibilidad social

No Hay Comentarios

Deja un comentario