Grupo de belemitas reclama que cobro de bienes inmuebles es “abusivo” y “desproporcionado”


Cobro excesivo de impuestos municipales obliga a belemitas a vender sus propiedades (Imagen con fines ilustrativos)

Redacción El Guacho

redaccion@periodicoelguacho.com

Un grupo de belemitas reclaman que el cobro de bienes inmuebles que realiza la Municipalidad local sería “abusivo”, “confiscatorio” y hasta “desproporcionado”.

La molestia nace debido a los avalúos que se realizan sobre las propiedades, que, en algunos casos, son tasadas con un valor de cientos de millones de colones lo que obliga al dueño a pagar un impuesto también millonario.

El problema surge porque algunos de los propietarios no cuentan con los recursos suficientes para pagar lo que exige la Muni, por lo que deben ingeniárselas para obtener el dinero ya sea mediante préstamos, venta o alquiler de otros terrenos.

Manuel Zumbado Soto es uno de los belemitas que reclama esta situación, este vecino de La Ribera, aseguró que cuando construyó su casa, en el 2000, le costó ¢20 millones, pero recientemente se le realizó un avalúo, el cual fijó el valor en ¢70 millones.

El hogar de Zumbado se sitúa en un lote con restricciones por ubicarse en una zona de protección hidrológica; además, es un terreno quebrado no apto para construir, pero, a pesar de estas situaciones, el valor, más bien aumentó a criterio de la Muni.

Zumbado aseguró que no tiene la capacidad para hacerle frente al pago que exige el gobierno local, “el cobro de bienes inmuebles es abusivo; se amparan a una ley que no manejamos en detalle, y así se escudan”, lamentó.

“Hay mucha gente que se encuentra en esta situación; incluso, hay casos de terrenos que se usan para agricultura, pero que se cobran como un desarrollo urbanístico, hay belemitas descontentos”, reveló.

Este caso ya fue apelado en el ayuntamiento; sin embargo, la acción fue rechazada, ante lo cual Zumbado no descarta recurrir a los Tribunales. “No estoy de acuerdo con las injusticias, no puedo quedarme quieto con los abusos y eso es lo que está pasando”, reiteró.

Julio González aseguró ser otro de los afectados con esta situación; advirtió que el incremento de los avalúos está golpeando el bolsillo de las familias que realmente son originarias del cantón.

Este comerciante sostuvo que en su caso, se usaron argumentos aparentemente “falsos”, según dijo, que propiciaron el aumento del valor del terreno, “con eso se justifica lo que he pagado, que son alrededor de ¢10 millones”, reveló.

González reclamó que sus propiedades son de uso supuestamente agropecuario. Una parte

se utiliza para sembrar varios productos; sin embargo, eso no fue considerado por el avalúo lo que disparó el valor, que ahora ronda los ¢400 millones.

“Son impuestos confiscatorios, la Constitución Política prohíbe hacer este tipo de cobros. Sí no se paga lo que piden, nos pueden rematar la propiedad”, advirtió.

Este comerciante belemita se vio obligado a vender un lote para pagar dicho tributo municipal.

Estos vecinos están llamando a otros belemitas en condiciones similares para constituirse en un grupo para realizar los reclamos ante el Concejo Municipal, Tribunales de Justicia u otras instituciones. Si desea más información puede llamar a Julio González al 8845-9971 o al correo, hostalbelen@yahoo.com. 

Parte Municipal

Hermis Murillo, de la Unidad de Bienes Inmuebles de la Municipalidad, compareció el 19 de julio en el Concejo Municipal, ocasión que aprovechó para aclarar algunas dudas sobre este tema.

Este funcionario detalló que el precio de los terrenos se fija mediante una Plataforma de Valores, elaborada por el Órgano de Normalización Técnica, ente vinculado al Ministerio de Hacienda, que se basa en estudios de valor de mercado para determinar la cuantía de las propiedades.

Agregó que es la misma gente que se encarga de inflar los valores, esto sucede cuando compran y venden propiedades.

“Lamentablemente Costa Rica es caro para vivir, Belén es un reflejo de eso, en un estudio de mercado eso se refleja”, puntualizó el servidor público en su comparecencia, así registrada en el acta 37-2018.

Reveló que en Belén el monto por exoneración es alto, alcanza los ¢60 millones, según dijo, es una de las Municipalidades que más aplica este derecho, el cual solo corresponde a personas físicas con solo una propiedad.

Anterior Advierten que más inundaciones del Quebrada Seca son inminentes
Siguiente Hilary Chaverri Solano: una verdadera campeona

No Hay Comentarios

Deja un comentario