Aguilar y Solis se va de Belén, fábrica cierra el 30 de junio


La planta se ubica en calle Flores.

La fábrica Concentrados Aguilar y Solís, ubicada en calle Flores, pasará a formar parte de la historia de Belén, porque a partir de este 30 de junio la producción de alimento se va a trasladar a Nicaragua y Honduras, lo que implica el cierre de la planta.

Aguilar y Solís pertenece a la transnacional Cargill y cuenta con 55 años de historia en la comunidad, se dedica a producir alimento para especies productivas como vacas o caballos. También cuentan con plantas en La Garita de Alajuela y Sardinal, en Puntarenas.

“Como parte del esfuerzo continuo de Cargill para mejorar la forma en que ofrecemos Alimentos para Mascotas y Alimentos Balanceados de Animales de clase mundial en el mercado de LATAM, hemos tomado la decisión de mover nuestra producción de alimentos para mascotas y alimento balanceado de animales en Costa Rica, a Honduras y Nicaragua respectivamente, efectivo a partir del 30 de junio”, explicaron en Cargill.

Agregaron que esta decisión se debe a una transformación del modelo de negocio en el país, “con el objetivo de estar más cerca de sus clientes y entregar una calidad de productos de clase mundial”, explicaron.

Se estima que en este sitio laboran alrededor de 100 personas, en Cargill, indicaron que los estarán apoyando, “siempre que sea posible y apropiado, trataremos de identificar oportunidades de empleo en otros sitios operativos”.

A pesar del cierre de Aguilar y Solís, Cargill cuenta con otros negocios como “Cargill Proteína” y su Business Services, “que seguirán operando de la manera acostumbrada”.

Dicha empresa anunció una inversión de $300.000, alrededor de ¢150 millones, en dos centros de distribución ubicados en Liberia, Guanacaste y Coyol de Alajuela.

Los clientes del negocio de Cargill Nutrición Animal continuarán recibiendo un servicio superior, con la mejor fuerza comercial y de distribución en el país”, finalizaron.

Con la desaparición de este lugar, se desdibuja una parte de la historia avícola en el cantón, que tuvo su auge en 1960, cuando surgen una gran cantidad de granjas, una de ellas fue Aguilar y Solis (AS).  

 

Anterior El sueño mundialista se acabó
Siguiente ASOCARIARI: aportando a la construcción de comunidad

No Hay Comentarios

Deja un comentario