Vecinos del Resi vivieron minutos de terror durante violento asalto en su propia casa


En esta calle se dio el hecho delictivo.

Una familia vecina del Residencial Belén vivió minutos de terror durante un asalto en su propia casa. Los hechos sucedieron la noche del miércoles 8 de noviembre, cuando una banda de ladrones entró de manera sorpresiva a la vivienda.

Los sujetos portaban armas de fuego, eran violentos y no dudaron en encañonar y golpear a las mujeres que, en ese momento, se encontraban preparándose para dormir. Según una de las víctimas, los amigos de lo ajeno entraron buscando “el oro y la plata”.

Todo sucedió a eso de las 9:00 p.m., cuando una muchacha que vive en la casa, venía llegando de sus clases de baile. Aparentemente, los ladrones habrían seguido el carro en el que ella viajaba.

El vehículo usado por la organización criminal fue identificado como tipo “Vanette” de color blanca.

Ella se bajó del carro, abrió el portón y entró a la casa. Desafortunadamente, el portón quedó abierto y las llaves del hogar pegadas a la cerradura principal, lo que fue aprovechado por los malhechores para acceder a la casa sin mayores problemas.

Supuestamente, se trata de una banda de cuatro sujetos. En este caso, tres de ellos ingresaron a la vivienda, uno más se quedó en el carro.

Al inicio, las víctimas escucharon la puerta abrirse y vieron entrar a un hombre, pero pensaron que era un tío; sin embargo, se trataba de uno de los ladrones, seguido de sus compinches.

Uno de los hombres fue descrito de contextura gruesa y alto, este fue el más violento de todos, ya que no dudó en golpear con su arma a una de las afectadas que clamaba por ayuda, también le habría aplicado una llave en el cuello y hasta la amenazó de muerte.

Según relatos de los afectados, a quienes se les protege sus identidades por seguridad, los maleantes insistían en pedir “el oro y la plata”.

En el momento del hecho, en la casa se encontraban niños y mujeres, además del esposo de una afectada. Este estaba viendo televisión y al percatarse del hecho delictivo, se escondió en el patio con uno de los infantes.

Los sujetos subieron a la casa ubicada en el segundo piso y, a punta de pistola, obligaron a quienes allí estaban a bajar y les taparon el rostro con una colcha. Los ladrones aislaron a las mujeres en una de las habitaciones, para posteriormente darse a la fuga, no sin antes reiterar las amenazas de muerte.

Todo esto sucedió en un lapso de al menos 20 minutos, los minutos más largos en la vida de esta familia belemita.

De la casa, tomaron algunos celulares y una computadora portátil; sin embargo, el principal botín que se llevaron fue la paz y tranquilidad de una familia que ahora no puede conciliar el sueño.

El caso está en conocimiento del Organismo de Investigación Judicial. Trascendió que a esta banda se le había visto merodear algunos lugares de Ciudad Cariari y La Asunción.

En este lamentable hecho, el principal aliado de los ladrones fue la confianza de los vecinos y de la misma familia; ya que, según trascendió, cuando el carro de los sospechosos estaba afuera de casa, un lugareño pasó y hasta saludó al conductor que estaba esperando a sus cómplices.

Se le pide a toda la comunidad belemita no confiarse y, ante la más mínima sospecha de movimientos extraños en el barrio, dar la voz de alarma.

Anterior Banco Popular amplió horario de cajeros automáticos hasta media noche
Siguiente Banco Popular renueva su página web comercial con mayores facilidades y opciones para clientes

No Hay Comentarios

Deja un comentario