Nuevo edificio municipal


Lic. Juan Carlos Murillo Sánchez*

Soy consciente de que el Gobierno Local de Belén requiere de una nueva casa, dado que la actual ya cumplió su vida útil y no reúne las condiciones óptimas en un ambiente cómodo, sin hacinamiento y con las mejores herramientas para quienes laboran en él o de quienes recurren en busca de la prestación de algún servicio municipal.

Es lógico pensar que cuando hablamos de la construcción de un nuevo edificio municipal, su financiamiento saldrá del bolsillo de las y los belemitas a través del pago de tributos, por lo que se requiere de la administración superior y de las y los señores regidores una garantía de que su construcción y su uso procurarán una mayor eficiencia y eficacia en los servicios públicos que se nos debe brindar.

Es por ello, que el tema de la construcción del nuevo edificio municipal y, en especial, la última propuesta presentada por la administración superior, debe ser objeto de un buen análisis por parte de los señores regidores, pero también obligatoriamente debe fluir información diáfana hacia la ciudadanía en general.

Dadas las significativas variaciones de precio entre las diversas propuestas que han sido presentadas, la comunidad belemita se merece conocer con la mayor transparencia, todo lo referente a la forma como se ejecutará el proceso, su costo, ubicación y de cómo se obtendrán los recursos para levantar tal obra, entre otros aspectos relacionados.

De la lectura de la propuesta que recién le fue presentada al Concejo Municipal, surgen algunas dudas, que es importante sean aclaradas a fin de transparentar el proceso, las cuales me permito externar:

  1. Dado que el diseño de planos abarca un mayor espacio que el terreno municipal, sería importante que se aclare de qué forma y cómo se adquirirán las fincas aledañas que están en manos privadas, en vista de que se indica que habrá una unificación de fincas para satisfacer el espacio requerido.
  2. ¿Por qué se insiste en aumentar los costos de la edificación con la construcción de 1310 mts. cuadrados destinados al alquiler de locales comerciales, sacrificando algunas dependencias que al parecer no se ubicarían en el nuevo edificio, como Policía Municipal, Área de Desarrollo Social, Unidad de Cultura, entre otros?
  3. ¿Contempla la administración municipal en el diseño del nuevo edificio, que los diversos departamentos y unidades administrativas estén acordes a los estándares modernos en materia de trabajo y conlleven, además, una adecuada reingeniería de los procesos internos y una mejor utilización de la tecnología para determinar la capacidad real del personal que se requiere?
  4. ¿Las estimaciones de los costos por metro cuadrado están definidas con claridad, de tal manera que garanticen, que a futuro no se tenga que incurrir en un mayor endeudamiento?
  5. ¿Existen estudios de la viabilidad financiera del proyecto y el análisis de las diversas alternativas de financiamiento que ofrece el mercado, entre ellas, construcción por cuenta propia, fideicomisos, concesión de obra pública, de tal manera, que se pueda garantizar una mejor toma de decisión, de quienes tendrán la responsabilidad de aprobar dicho proyecto y los empréstitos que conllevan?
  6. ¿Contempla el proyecto con claridad los aspectos de accesibilidad, tal es el caso de rampas y ascensores en cumplimiento de la Ley 7600?
  7. ¿Se aprovecharán las aguas llovidas para usos no humanos y de riego de zonas verdes?
  8. ¿Contempla el uso de la energía solar como fuente de alimentación para la iluminación y uso de los equipos, que favorezca la disminución de costos de operación y se perfile hacia un edificio más amigable con el ambiente?
  9. No se vislumbra en dicho diseño las instalaciones para solucionar la problemática del espacio para el arte y la cultura que se ha ofrecido en múltiples oportunidades.
  10. Tampoco se conoce cuál será el uso que se dará al actual edificio.

Probablemente, a las y los belemitas, le surjan otras interrogantes acerca de cómo se gastarán ¢5 mil millones o más, razón por la cual, insisto, es primordial que entre mayor información oficial fluya, hará que dicho proyecto, sea una realidad para el bien de la comunidad belemita en general.

 

*Exregidor municipal.

Anterior Denuncian en Tribunales a administrador del Poli
Siguiente Acoso ciudadano

No Hay Comentarios

Deja un comentario