Las inteligencias múltiples y los retos de una sociedad globalizada


M.Sc Francina Quesada Ávila*

Ante los retos de una sociedad globalizada y conectada, donde todo está direccionado y encausado a ciertos resultados, las sociedades esperan respuestas casi fijas, para trabajos tanto profesionales como técnicos y casi exigen un tipo único de inteligencia. Sin embargo, esa visión limitada y liviana, deja fuera de juego el pensamiento innovador, creativo y no convencional, que presentan otros tipos de inteligencias.

La hipótesis de las inteligencias múltiples es un modelo de concepción de la mente propuesto en 1983 por Howard Gardner, profesor de la Universidad de Harvard. Para él, la inteligencia no es un conjunto unitario que agrupe diferentes capacidades específicas, sino una red de conjuntos autónomos, relativamente interrelacionados.

Para Howard Gardner, la inteligencia es un potencial biopsicológico de procesamiento de información que se puede activar en uno o más marcos culturales, para resolver problemas o crear productos que tienen valor para dichos marcos.

De esta forma, desde esta perspectiva las inteligencias no son algo que se pueda ver o contar: son potenciales ―es de suponer que neurales― que se activan o no en función de los valores de una cultura determinada, de las oportunidades disponibles en esa cultura y de las decisiones tomadas por cada persona, su familia, sus enseñantes y otras personas .

Los seres humanos poseemos una gama de capacidades y potenciales ―inteligencias múltiples― que se pueden emplear de muchas maneras productivas, tanto juntas como por separado. Y el conocimiento de las múltiples inteligencias ofrece la posibilidad de poder desplegar con la máxima flexibilidad y eficacia en el desempeño de las distintas funciones definidas por cada sociedad.

De este modo, la teoría de las inteligencias múltiples se desarrolló con el objetivo de describir la evolución y la topografía de la mente humana, y no como un programa para desarrollar un cierto tipo de mente o para estimular un cierto tipo de ser humano.

Hasta la fecha, Howard Gardner y su equipo de la Universidad Harvard han identificado doce tipos distintos de inteligencia:

lingüístico-verbal: consiste en la dominación del lenguaje.

lógico-matemático: capacidad de conceptualizar las relaciones lógicas entre las acciones o los símbolos.

visual-espacial: capacidad humana de poder observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas.

musical: capacidad para poder producir una pieza musical.

corporal-cinestésica: capacidad para coordinar movimientos corporales.

intrapersonal: habilidad de conocerse a uno mismo, por ejemplo sus sentimientos o pensamientos, etc.

interpersonal: es la habilidad para relacionarse y llevarse bien con otras personas.

naturalista: sensibilidad que muestran algunas personas hacia el mundo natural.

emocional: mezcla entre la interpersonal y la intrapersonal.

existencial: meditación de la existencia. Incluye el sentido de la vida y la muerte.

creativa: consiste en innovar y crear cosas nuevas.

colaborativa: capacidad de elegir la mejor opción para alcanzar una meta trabajando en equipo.

Por lo tanto, es un reto para las sociedades modernas, tomar en cuenta cada tipo de inteligencia y sacar el máximo partido de ellas; igualmente, es un reto educativo, fortalecer y desarrollar cada una de ellas, dentro de un sistema educativo que por lo general, solo apunta a tres tipos de inteligencia y deja por fuera las demás .

*Actriz, profesora universitaria y coordinadora de arte y cultura del PLN.

Anterior ¿A dónde vamos a vivir los belemitas?
Siguiente Ladrona hizo fiesta en negocios de Belén

No Hay Comentarios

Deja un comentario