Hilary Chaverri Solano: una verdadera campeona


Hilary durante una de sus competiciones

Isabel Hernández

isabel.hernandez@periodicoelguacho.com

Este julio el sueño de Hilary Chaverri Solano se hizo realidad: la niña de 10 años compitió en los Juegos Nacionales representando a Belén en la disciplina de Gimnasia. “Estar en los Juegos ya es un triunfo, usted ya es una campeona” solía decirle su madre, Gretel Solano Solano, quien trágicamente falleció unos días antes de que la niña consiguiera cinco medallas.

A pesar de los duros momentos que tuvo que vivir Hilary, obtuvo tres medallas de plata, en Piso, Salto y Todo evento, y  dos de bronce en Viga y Barras. Su madre siempre le decía que debía luchar por sus sueños y así lo hizo.

Desde los seis años, está en gimnasia, definitivamente, esa es su pasión. Empezó entrenando tres horas a la semana. Para participar en estos Juegos Nacionales, entrenó desde agosto del año pasado quince horas semanales. Si se cae, se levanta; si debe repetir cientos de veces una rutina hasta que le quede perfecta, lo hace; las ampollas producto de las prácticas no la detienen en su camino al triunfo.

Según nos cuenta su abuelita, Laura Solano, el lema de Hilary es “todo sacrificio trae su recompensa”; por eso, ella da cada día lo mejor de sí.

El camino no ha sido fácil, la gimnasia es un deporte costoso y, al principio, conseguir los fondos todos los meses representaba un reto para su mamá y su abuelita.

Gretel, la mamá de Hilary, pidió apoyo a la Municipalidad de Belén, pero solo recibió unas promesas rotas. La situación era cada vez más difícil, pero en Alajuela reconocieron el talento de la niña y le ofrecieron ayudarle con los gastos en todos los eventos en que participara.

Fue debido a esto que Hilary participó el año pasado por primera vez con Alajuela en los Juegos Nacionales, pero su anhelo era representar a Belén, la tierra de su abuela, su madre y de ella misma.  

Hilary con algunas de las medallas que ganó.

Este sueño lo logró gracias al grupo Gimnasia Artística Belén, en donde Marisol González Gutiérrez, coordinadora del grupo, junto con su esposo, Manuel Murillo Alfaro, le consiguieron una beca parcial a la niña, además de un patrocinador, IDGF Impresiones Digitales, quien asume los costos de la participación de la atleta en todos los eventos.

Al preguntarle a Hilary que sintió al conseguir las medallas, la niña nos contó que se sentía muy orgullosa de estar ahí, por todo el esfuerzo que había hecho para conseguir su sueño. Ella quiso darle un mensaje a la comunidad: “Muchas gracias por apoyarme en todos los eventos, todo esto lo hago por ustedes, por Belén”.

Anterior Grupo de belemitas reclama que cobro de bienes inmuebles es “abusivo” y “desproporcionado”
Siguiente Doña Mercedes González White: una costurera de corazón

No Hay Comentarios

Deja un comentario