Gobierno descarta existencia de banda de filipinos involucrados en el rapto de menores en el país


La noticia sobre las personas filipinas resultó ser una falsa alarma entre la población

  • Pide calma a la población ante rumores que han circulado en diferentes partes del país.

  • Asimismo, hace llamado a la responsabilidad de los adultos a no descuidar en ningún momento a los niños y niñas.

 

El Ministerio de Seguridad Pública y el Patronato Nacional de la Infancia desmintieron categóricamente rumores divulgados en las últimas semanas sobre la existencia de una organización criminal conformada por personas de nacionalidad filipina dedicada a raptar niños.

 

“En todas las denuncias presentadas la semana pasada en comunidades como Palmares y San Carlos de Alajuela, Nicoya, Pérez Zeledón y Cartago, la Fuerza Pública actuó de inmediato para aprehender y poner a la orden de las autoridades competentes a personas de nacionalidad filipina”, precisó el Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto.

 

Aseguró que, sin embargo, en todos esos casos, las autoridades judiciales descartaron que se tratara de personas vinculadas con el rapto de niños y niñas. “Además, la Fuerza Pública logró verificar con las autoridades migratorias nacionales que esos extranjeros se encontraban legalmente en el país”, aclaró.

 

Una de la s últimas denuncias fue atendida este lunes en Alajuela y se descartó que fuera una persona de nacionalidad filipina o que estuviera relacionada con el rapto de menores.

 

“Hacemos un llamado a la calma, así como a abstenerse a repetir informaciones que no han sido confirmadas por fuentes oficiales, divulgadas de modo irresponsable”, indicó el comunicado conjunto del Ministerio de Seguridad Pública y el Patronato Nacional de la Infancia.

 

“De igual forma aprovechamos la ocasión para reiterarle a los padres, madres y personas responsables de menores de edad para que sigan tomando medidas preventivas para el cuido de los niñas y niñas”, añade el documento.

 

Asimismo, se advierte sobre la negligencia, conducta en la que un adulto tiene la posibilidad y responsabilidad de prever situaciones de riesgo, y, aun así, no lo hace, exponiéndolo a daños a su integridad que pueden llevarlo a la muerte.

 

En el 2017, el PANI recibió 9.776 denuncias por negligencia de salud (no llevan a citas médicas o no dan medicamentos), 118 por negligencia en educación (no van a la escuela o no cumplen con sus responsabilidades), 1380 por negligencia al dejarlos solos en la casa (o cargo de otras personas menores de 18 años) y 216 por abandono (aunque estén con ellos no se les provee de la satisfacción de las necesidades materiales y socio afectivas básicas).

 

 

Recomendaciones del PANI

 

  1. Los niños y niñas menores de 12 años nunca deben estar solos. Ellos no tienen la capacidad de reaccionar ante una emergencia, ni de prever situaciones de riesgo.
  2. Los niños y niñas, como acciones propias de su etapa de desarrollo, exploran el mundo a través de sus sentidos. Por ello, los adultos son los que deben prever que lo hagan de manera segura (enchufes, piscinas, pólvora, envases con tóxicos, balcones, cocinas, fósforos y otros deben estar fuera de su alcance).
  3. Siempre debe haber una persona adulta responsable de su cuido y protección.
  4. Apelar a la solidaridad familiar y vecinal para trasladar a los menores de 12 años en grupo, especialmente a los centros educativos.
Anterior CNFL se prepara para sacar cientos de toneladas de basura del Virilla
Siguiente Voleibol belemita avanza con buen ritmo en el campeonato de Primera División

No Hay Comentarios

Deja un comentario