Daniel Villegas: el tímido belemita que se transforma con la Liga


Daniel Villegas ha destacado con su club y en selecciones menores.

Marcelo Poltronieri Araya

Quién diría que Daniel Villegas, el cachorro que irrumpió en la alineación de Alajuelense contra Herediano en la fecha tres del torneo, sería tímido.

A este introvertido y calmado zurdo de 20 años le bastaron apenas dos minutos para demostrar que esa pasividad que tiene fuera de la cancha se queda en el camerino antes de saltar al terreno de juego. En su primer partido como titular, dio fe de esto cuando puso la asistencia que significó el único tanto con el que la Liga le ganaría 1-0 a Herediano en su casa.

Este vecino de Calle La Labor nos abrió las puertas de su casa para hablar de su corta pero promisoria carrera con la Liga y, aunque esperábamos al mismo volante pícaro y atrevido de ese partido, como buen jugador nos hizo una finta y nos mostró su lado más íntimo para hablar de su comienzo como futbolista, sus sueños y aspiraciones.

¿Desde hace cuánto juega fútbol Daniel?

-Desde que tenía seis años, empecé a jugar en el equipo de Belén donde mi papá era el entrenador, después llegué a la Liga en el 2012 y hasta ahorita.

Me imagino que cuando le tocó ir a segunda división le dolió dejar el equipo…

-Sí, porque uno siempre quiere estar en primera, pero sabíamos que para volver teníamos que trabajar duro y siento que en lo personal hicimos un buen campeonato.

¿A pesar de todo cree que sí era necesario ese paso por Santa Ana?

-Sí, porque no me estaban tomando en cuanta con Benito (Floro) en primera y el alto (rendimiento) ya no era exigencia para nosotros, por lo que cuando llegué ahí (Santa Ana) sí fue de mucha ayuda, crecimos mucho y maduramos aún más.

¿Quién le avisó que iba a regresar a la Liga?

-Kenneth Barrates, entrenador de Santa Ana, porque él siempre estaba en comunicación con ellos (Alajuelense), porque en la Liga siempre pedían estadísticas de cada uno.

¿Dónde estaba cuando le avisó?

-Estaba en Nicaragua jugando Centroamericanos, fue como el 9 de octubre, o algo así. Me puso un mensaje que yo y dos jugadores más volvíamos a la Liga y me puse muy feliz. Nos avisó por un mensaje de WhatsApp donde venían los tres nombres que volvíamos.

¿Hubo tiempo de celebrar la noticia, a quién le avisó primero?

-No, porque al otro día teníamos partido, nada más le avisé a los familiares y me decían que eso era por el buen trabajo que habíamos hecho.

Y ahora que volvió al equipo, ¿se esperaba que le dieran tanta oportunidad?

-No, esperaba jugar minutillos, pero ahora que llevo varios partidos de titular y de entrar de cambio me alegra más para trabajar mejor.

Me imagino que al igual que eso, lo sorprendió salir titular contra Heredia apenas en la fecha tres…

-Sí, eso fue un planteamiento táctico del profe y yo traté de hacer el juego mío porque era la oportunidad que esperaba desde hace mucho.

¿Cuándo le dijeron que iba a ser titular?

-En la charla técnica, un día antes del partido. La verdad sí fue mucha sorpresa mía y de mi familia porque era un partido pesado contra Heredia y que me lo dieran así fue bastante sorpresa.

Usted es muy joven, ¿qué le dijo el técnico cuando le dijo que iba a jugar?

-Que tenía confianza en mi, que me había visto entrenando y que estaba haciendo las cosas bien y que me iba a darla oportunidad de jugar.

¿Le costó dormir la noche antes del partido?

-No, pero si estaba muy ansioso porque tenía rato de esperar una oportunidad así.

Por lo que hiciste en selecciones menores y ahora lo hecho con la Liga, ¿sabés que sos un orgullo para tu pueblo?

-Sí. La verdad que han habido muchos futbolistas de Belén, pero me siento orgulloso de eso y espero seguir haciendo las cosas como las vengo haciendo.

¿Y qué le dicen en Belén cuando lo ven?

-No mucho porque no salgo demasiado, pero, por lo general, que bueno liguista y que siga así.

¿Cuáles son sus aspiraciones a corto, mediano y largo plazo con el equipo?

-A parte del título, me gustaría sumar bastante minutos, que se me de la anotación en primera, no solo una y ya que estamos pensando en el título jugar la eventual final. Pero, a corto plazo, jugar, ser titular, estar ahí, a mediano consolidarme, hacer un nombre y a largo tener una oportunidad de jugar afuera del país, ojalá a Europa.

O sea, ¿se ve levantando la ansiada 30?

-Sí, todos trabajamos para eso y soñamos con eso y esperemos que se de.

¿Y está la Liga lista para eso?

-Sí, creo que el equipo viene fuerte, los fichajes son de peso, marcan diferencia y venimos jóvenes empujando y eso le mete competencia a los más viejos.

Y a estas alturas, ¿siente que ya la vida le cambió desde que regresó a la Liga?

-Sí, un poco tal vez en el tema de la mentalidad, igual hay que estar más metido en esto, hay un partido y luego recuperarte porque viene otro, sí creo que todo se vive más rápido porque en una semana hay dos partidos y hay que estar listo.

¿Qué hace Daniel fuera de las canchas?

-Estar en la casa descansando, ver tele, si jugué el partido pasado me pongo a verlo y a repasarlo para ver qué hice bien y mal.

¿Eso porque se lo piden o porque le gusta hacerlo?

-Porque me gusta, igual en el equipo vemos partidos de los equipos contra los que vamos a jugar.

¿Qué le agregaría a este año, siendo realistas?

-El gol, como sea, ojalá en un partido importante, como en un clásico, pero no importa si es con derecha, cabeza o izquierda.

Anterior El arte y el mundo conectado
Siguiente Proyectos salen al rescate del legado arqueológico y teatral de Belén

No Hay Comentarios

Deja un comentario