Cáncer en Belén, el tabú que recorre una comunidad


Dagoberto González, director médico de la Fundación de Cuidados Paliativos, institución que vela por la salud de los belemitas.

  • Alta incidencia preocupa a médico de Fundación Cuidados Paliativos
  • Urge estudios que determinen posibles causas

Luis Zárate Alvarado

luis.zarate@periodicoelguacho.com

Belén, nuestra otrora apacible comunidad, guarda entre sus más recónditos secretos una situación que alarma a las autoridades de la salud: la alta incidencia de muchos tipos de cáncer.

No hace mucho tiempo, el Instituto Nacional de Seguros (INS),  brindó una charla acerca de los diferentes tipos de cáncer que azotan a la población belemita, lo que llamó la atención de los miembros de la Fundación de Cuidados Paliativos Belén ya que contrastaba un poco con la realidad que ellos enfrentan.

A nivel nacional, y en nuestro cantón también, está previsto que el cáncer, lejos de disminuir, incremente con el pasar de los años. Esto se debe a que en nuestra comunidad se presentan los principales factores de riesgo, aparentemente, vinculados con este mal.

La alta contaminación del aire causada por el tráfico o la industria, el estrés, la líneas eléctricas de alta tensión, el uso de agroquímicos en los vegetales, la mala dieta, el consumo de alcohol, el fumado y la herencia familiar son factores que coexisten en Belén.

Incluso, por la gravedad el caso belemita que, según las presentación del INS, Belén ocupa el tercer puesto a nivel nacional con mayor incidencia de cáncer,  no se puede ni siquiera descartar el agua como un elemento de riesgo.

Lea aquí nuestro editorial, “Un problema de toda la comunidad”

Sin embargo, para determinar realmente las causas que provocan la alta incidencia de dicho mal, es urgente que un epidemiólogo realice en nuestro cantón un estudio detallado. Al menos esa fue la recomendación realizada por funcionarios de la Fundación Cuidados Paliativos de Belén.

El estado actual de esta enfermedad es tal que incluso la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), declaró la Área de Salud Belén como prioritaria.

En el 2017 se implementó el programa de detección temprana de cáncer colon y recto. ¿la razón? “(por) el alto número de casos nuevos y de muertes por este cáncer durante los últimos años”, según se lee en un comunicado de la institución.

Ante tal situaciones,  se le consultó a Dagoberto González, director médico de la Fundación de Cuidados Paliativos, sobre cómo aprecia la realidad oncológica desde dicha institución.

El doctor compartió algunos datos obtenidos  de los paciente que atienden en la Fundación,  especializada en el área paliativa en nuestra comunidad.

El galeno llamó a admitir que el cáncer es una enfermedad que existe como un problema serio de salud desde hace muchos años, pero especialmente pidió reconocer que es un asunto de todos.

Hasta la fecha Cuidados Paliativos atiende a 119 pacientes dentro del cantón de Belén, de los cuales 36 sufren de algún tipo de cáncer, siendo el más común el de colon y recto,  según sus registros estadísticos.

“Lo primero es que hay que ser conscientes de la enfermedad y de su existencia. Debemos quitar esa sensación de verla como algo muy negativo, eso hay que quitarlo”, sentenció González.

Agregó que se debe procurar ver la situación como algo positivo que logre encender las alarmas necesarias para realizar los estudios que se requieren y que permitan definir las causas principales.  

“Quien padece cáncer tiene derecho a decidir si quiere hacerse el tratamiento, a ser consciente de lo que va a pasar, y de estar acompañado en el proceso”, insistió.

González admitió que le llama mucho la atención la incidencia de cáncer en Belén, especialmente por los casos de colon. “Si vemos la cantidad de tumores que tenemos, es bastante alta. No es frecuente ver tanto tipo de cáncer de colon, me parece muy alto solo para la población belemita”, indicó.

De los pacientes que padecen cáncer, y que reciben tratamiento en la Fundación, 33% sufren de afectación en el colon y recto, mientras que 22% lo padecen en el tracto gastrointestinal que abarca cáncer gástrico, de hígado, páncreas, vesícula y esófago, estos dos tipos los más altos.

“La dieta es un factor de riesgo para cáncer de colon y cáncer gástrico, igual ocurre para el cáncer de hígado, se suma el factor etílico y las dieta ricas en carnes rojas y en grasas, cosas cocinadas a fuegos intensos y a la parrilla”, reveló.

Urge estudio

Cuidados Paliativos no atiende a todos los belemitas afectados con este padecimiento, por lo que se teme que exista una cifra mucho mayor de enfermos vinculados al cáncer.

González recalcó la urgencia de un estudio serio que profundice en la realidad local; por esa razón, este médico sugirió realizar, cuanto antes, una investigación a cargo de un epidemiólogo.

“Es importante saber el porqué esto está ocurriendo, ese especialista (epidemiólogo). podría definir qué es lo que está produciendo la enfermedad, debe venir este profesional cuanto antes a hacer un estudio, y que diga cuáles son las posibles causas, ya que esto es una herramienta para prevenir”, sentenció.

“Sin embargo, podemos realizar medidas generales que permitan hacer cambios en los factores de riesgo que aumentan la incidencia de esta enfermedad desde antes de que se realice este estudio para que de forma individual y colectiva disminuyamos las posibilidades de padecer de cáncer”, agregó.

Cambios en el estilo de vida

La preocupación de este médico es que la sociedad costarricense actualmente está sometida a muchos cambios. Esto podría provocar que la incidencia del cáncer en nuestro país sea mayor, y Belén no escapa de este pronóstico. Razones suficientes para impulsar desde ahora cambios en el estilo de vida que contribuyan en la disminución de los factores de riesgo.

Entre los consejos de este profesional de la salud figuran incentivar el uso de bicicleta para disminuir la emanación de gases contaminantes; consumir menos azúcar así como carnes rojas; y no exponerse a sustancias que podrían ser cancerígenas como el humo de las quemas.

Por su parte, frente a este preocupante panorama, la Fundación ya trabaja para abarcar cada vez más población y uno de los proyectos a largo plazo es “el Hospital de Día”.

Sin embargo, actualmente, lo más apremiante es fortalecer las finanzas de la Fundación para ayudar a más belemitas: “queremos dar una atención completa, pero para eso necesitamos fortalecer la recolección de fondos. Este es un trabajo del día a día, para el cual también recurrimos a la organización de bingos y la cena de gala”, finalizó.

Tipos de cáncer que atiende la Fundación Cuidados Paliativos

Más frecuentes

Cáncer de colon y recto: 33%

Cáncer de mama: 16%

Cáncer de piel: 5%

Cáncer en el tracto gastrointestinal incluye cáncer gástrico, hígado, páncreas, vesícula o esófago): 22%

Cáncer de cabeza y cuello: 11%

Cáncer de próstata: 8%

Cáncer en cérvix, vagina u ovario: 5%

Total de pacientes: 36

Edad promedio: más de 50 años

*Fuente Fundación Cuidados Paliativos Belén

 

Anterior Recorra las rutas históricas que transitó el ejército nacional, allá por 1856 y 1857
Siguiente Un problema de toda la comunidad

No Hay Comentarios

Deja un comentario