Bosque El Nacimiento se convierte en aula para estudiantes belemitas


Grupos de estudiantes recibiendo charlas dentro del bosque.
  • 3 mil alumnos son los  beneficiados.
  • Presupuesto es el mayor limitante para prolongar su continuidad.

 

Mediante el programa “Aula en el Bosque”, el Bosque El Nacimiento se convirtió en un clase para que estudiantes de las diferentes instituciones educativas de Belén logren tener un espacio en el cual puedan adquirir conocimientos tanto del bosque como de otras temáticas relacionadas con el ambiente y el desarrollo.

La iniciativa se implementó desde febrero del 2015,  logró alcanzar a poco más de 2 mil personas entre estudiantes, docentes, cuerpo administrativo y adultos mayores. En lo que va de este año el su éxito hizo que llegara  a al menos 3 mil estudiantes.

“La meta es que los escolares estudien todos los contenidos referentes al tercer eje temático de Ciencias y relacionarlos con el tema transversal de “Cultura ambiental para el desarrollo sostenible”. Para abarcar el eje temático “Los seres humanos formamos parte de la naturaleza” se hace necesario dividir los objetivos de este en tres para abarcarlos en cada trimestre”, adujo Yesenia López García, encargada del programa.

“Esto ha facilitado que los estudiantes desarrollen habilidades que les ayuden a comprender de una mejor manera la materia tratada y se sensibilicen en aspectos ambientales”, agregó Dulcehé Jiménez, encargada de la Unidad Ambiental de la Municipalidad de Belén.

“El cambio en la planificación de las lecciones en los centros educativos como algunas complicaciones en la logística han sido algunas de las barreras a las cuales se ha tenido que enfrentar el programa para su plena ejecución”, agregó.

Actualmente, la única limitante que podría comprometer la continuidad del programa en los siguientes años es a nivel presupuestario.

El programa “Aula en el Bosque”

El programa “Aula en el Bosque” comenzó a desarrollarse en el año 2007 en la Reserva Los Coyotes en Mata de Plátano de Goicoechea, siendo en el año 2011 que se demostró su efectividad como herramienta didáctica para la educación formal y ambiental ante una evaluación que se le realizó. Lo cual permitió evidenciar el papel que pueden desempeñar las áreas protegidas como escenarios del aprendizaje.

Dada la efectividad comprobada del programa, la Municipalidad de Belén quiso incursionar en estos temas en coordinación con centros educativos del MEP. Esto en su afán como gobierno local de velar por la existencia de procesos de educación y sensibilización ambiental hacia la comunidad.

Anterior Julio Sáenz, una vida arreglando bicicletas para ayudar al prójimo
Siguiente Líneas amarillas y rotulación aún bajo la mira de patentado

No Hay Comentarios

Deja un comentario