Belemitas conocerán pasajes históricos de la comunidad desde 1775


Primera iglesia de San Antonio, construida en el siglo XIX. Tomada del grupo de facebook de imágenes antiguas de Belén.

Escritos son del antiguo Jefe Político del cantón Filadelfo González Murillo

El Guacho entrevistó a sus descendientes

 

Ulises Araya Chaves

ulises.araya@periodicoelguacho.com

 

A partir de la edición de agosto de El Guacho las y los belemitas podrán enterarse de primera mano, de una de las mejores fuentes documentales que tiene nuestra comunidad, en esta se narran algunos detalles relevantes de la historia belemita, incluso antes de ser nombrado cantón, desde cuando este pueblo era llamado como Cofradía de la Asunción, siendo un barrio de Heredia allá por 1775. Se trata del libro ‘’Los apuntes históricos de mi pueblo Belén’’, escritos por Don Filadelfo González Murillo, un vecino de San Antonio quien además fue de los primeros Jefes Políticos (antigua denominación de Alcalde) del naciente cantón de Belén, en los primeros años del siglo pasado.

 

Los apuntes históricos de Filadelfo vieron la luz en 1994 cuando su hijo Ricardo González Rodríguez, mejor conocido en San Antonio como ‘’Ricardito’’, decidió publicarlos con la ayuda de Benedicto Zumbado, quien brindó el apoyo de la reconstrucción de la fuente primaria. Según comentó a El Guacho la nieta de Don Filadelfo, doña Lidietee González Venegas de 85 años de edad, estos apuntes fueron heredados a su padre Ricardito González quien se caracterizó por ser un señor que guardaba y anotada muchos detalles de su vida y la de sus progenitores.

 

Filadelfo, un político siempre solidario con su parroquia

Filadelfo Gonzalez

 

Como un hombre muy serio, político y muy afín a los sacerdotes de la comunidad, así lo recuerda Doña Lidietee González Venegas, quien amablemente abrió las puertas de su casa en barrio Vasconia en San José para conversar sobre la vida de su abuelo y su padre.  Doña Lidietee nos recibió junto a su hijo, Carlos González, con ambos fue posible aproximarnos más al Belén de antes.

  

Con memoria lucida y guardando gratos recuerdos de su infancia, Lidietee recuerda su hogar en San Antonio de Belén, ubicado en la casa de adobe que hoy en día es bar El Sesteo, muy cerca de la casa de sus abuelos Filadelfo y Emilia Rodríguez, quienes vivían a escasos 50 de allí, en donde hoy se ubica el Banco Nacional. Hablamos así de belemitas de verdadera cepa, ‘’por los cuatro costados’’, son González que descienden de los primeros González de 1775, tal y como narra Don Filadelfo en el primer capítulo de su libro.

 

Lidietee nos cuenta que fue en 1947 cuando por motivos laborales, tuvieron que dejar su natal Belén y mudarse a la capital, en la primera casa de Ricardo en San José que se ubicó en Barrio México. Don Carlos acota en este punto de la conversación que la mudanza además obedeció a un motivo político, vinculado con los conflictos que dividieron al pueblo costarricense durante la década de los 40’s y que terminaron en la Guerra Civil del 1948.

Doña Carlos y Doña Lidietee Gonzalez. Actualmente viven en Barrio Vasconia en San José

Regresando a sus padres y abuelo, Lidietee cuenta que Filadelfo falleció hace cerca de 75 años, en 1943 cuando ella era una niña de tan solo 10 años, en su memoria lo guarda como hombre serio, en ocasiones dice que le inspiraba hasta temor, y que con quien mejor se llevó fue con su hermana menor Angelita, ella tuvo el privilegio de sacar los mejores dotes de abuelo de Filadelfo.

 

Distinta era su abuela, la esposa, Emilia Rodríguez Ledezma a quien describe con mucho cariño ‘’era humilde, ama de casa, sencilla, amorosa, con ella si nos vinculamos mucho, nos llevaba a pasear, nos daba bocaditos, ella era muy afectiva. Ella era de la Ribera de Belén. Era familia del finado Monseñor Román Arrieta’’.  Recordó Lidietee

 

 

En el caso de ‘’Ricardito’’ este nació el 14 de abril de 1913 y falleció en 2011 a la edad de 98 años, se desempeñó como profesor de música en la Escuela España y luego en otras instituciones, en aquella época la Escuela España se ubicó en donde actualmente se encuentra el edificio municipal. Ricardito era también maestro de la capilla de la Iglesia de San Antonio, ahí tenía que coordinar con los curas, las misas, entierros y todo lo que tuviera que ver con la música de la iglesia.

Ricardito Gonzalez en tiempos de su juventud

 

Don Carlos y Doña Lidietee nos cuentan que hubo un sacerdote, el padre ‘’Chanito’’, con quien Ricardo tuvo muchos problemas.  Según señala Carlos, estos problemas se originaron por temas políticos, ya que como bien se recuerda, ‘’Chanito’’ era un ferviente liberacionista y don Ricardo era Caldernonista. ‘’Chanito era problemático’’ dice doña Lidietee.

 

‘’Ricardo era muy trabajador’’, señalan ambos. Si tenía que acudir a rezar un rosario no se negaba. Era una persona muy sensible, que tenía el defecto de que se callaba las injusticias, así paso en algunos trabajos y así pasó con los conflictos con el padre Chanito, según recuerdan sus familiares.  

Consultamos finalmente a Doña Lidietee sobre que pensamientos le vienen al pensar que la historia de su abuelo volverá a ser leída por el pueblo de Belén, la nieta de Filadelfo no se guardó sus sentimientos y expresó.

‘’Es muy agradable porque todavía a esta época uno pueda recordar ese tiempo. Hasta ahora es que vuelven a mi memoria todas esas vivencias, porque hemos pasado muchas dificultades aquí viendo a la familia, cuidando enfermos a lo largo de tantos años. Hacer recuerdos de gente muy especial, yo aún mantengo el contacto con Nora Zumbado, somos primas, yo la estoy llamando y ella me llama, me cuenta de personas que han muerto y como se encuentran las y los conocidos de Belén’’ relató González.

 

El detalle

‘’Los Apuntes históricos de mi pueblo’’ serán publicados por entregadas de un capitulo por mes, en la sección ‘’La Máquina del tiempo belemita’’ en el periódico El Guacho. El periódico se puede adquirir mensualmente en los principales establecimientos comerciales del cantón y en las reparticiones casa por casa que las y los colaboradores del periódico realizan mes a mes. También usted podrá encontrar las entregas vía nuestra página de internet www.periodicoelguacho.com

Este es el libro original de los Apuntes Históricos de mi Pueblo, libro que se publicó en 1994 y se vendía en esa época en la pulperia de los Zumbados.

 

 

Anterior El futuro de la cultura belemita
Siguiente Moderno sistema de riego pretende revivir las plazas públicas del cantón

No Hay Comentarios

Deja un comentario