Antes que Horacio quede diputado


Warren Ulloa Arguello*

En días recientes observé en redes sociales una noticia que la Municipalidad de Belén buscaba ser una ciudad inteligente a través de mayor conectividad gratuita al internet.

Desde donde se vea es importante el acceso gratuito a Internet. Sin embargo, Belén tiene como pueblo otras prioridades que va más allá de cositas mínimas como acceder a un internet que dicho sea de paso es muy malo, flojo y muy inestable. Pero estoy seguro que nuestro señor alcalde lo solucionará.

Le tengo varias preguntas que espero me responda.

Me gustaría saber qué ha hecho la Municipalidad, entiéndase Horacio Alvarado y Concejo Municipal, para atender la taza alta de suicidio en Belén que ocupa el escalofriante primer lugar en suicidios en el valle central.

Me gustaría saber qué está haciendo Horacio Alvarado, el Consejo Municipal con el caos vial que se ha vuelto insostenible en el cantón. Algo vi sobre una rotonda que nuestro alcalde anunció con bombos y platillos y hasta la fecha, nada. Salir de Belén en horas picos es un infierno que atenta contra la salud mental.  

Me gustaría saber qué está haciendo nuestro alcalde sobre los casos de cáncer en el cantón, si ha hecho un estudio de las aguas, o el ambiente para buscar detalles, máxime con el cáncer de estómago. A mí me gustaría saber qué está haciendo nuestro Alcalde, el Consejo Municipal con respecto a ese gran detalle que nos está matando.

Me gustaría saber qué pasó con las canchas públicas que siguen cerradas.

Me gustaría saber si nuestro señor alcalde declarará a Belén cantón libre de la homofobia, como ya muchas otras municipalidades lo han venido implementando.

Antes de que finalice la gestión de Horacio Alvarado debo reconocer que me siento decepcionado de su gestión al frente de la municipalidad porque yo la comparo con la de homologo el acalde de Curridabat, Edgar Mora Altamirano, y quizá sea hasta injusta la comparación.

He votado para alcalde pero nunca he votado por él pero eso no me quita mi papel como ciudadano para pedirle razones de temas que en lo personal considero importantes. Por lo menos saber de su criterio.

Espero que nuestro alcalde pueda responderme todas esas inquietudes que me han surgido del simple hecho de ver, de caminar por el cantón, de hablar con la gente.

Ojalá le dé tiempo de responderme antes que llegue a la asamblea legislativa como aspirante a diputado por segunda ocasión y desde luego tampoco le daré mi voto.

*El autor es vecino de San Antonio, escritor y ganador del Premio Nacional de novela Aquileo J Echeverría 2011.

Anterior Xinia Vargas: cultura, arte y teatro corren por sus venas
Siguiente Presente y futuro de hombres jóvenes en Costa Rica

1 Comentario

  1. Silvia
    enero 22, 2018
    Responder

    Y ese montón de oficentros??

Deja un comentario